miércoles, 31 de agosto de 2016

El recuerdo de Torrebruno. ¿Quién fue Torrebruno? Segunda parte.



En la entrada anterior recogimos la labor más desconocida de los inicios de Torrebuno, como cantante melódico, y algunos de sus trabajos más recordados, como presentador de programas infantiles, en parte de la década de los años 70. Seguimos con sus trabajos desde 1979.

La locomotora (1979), con el personaje de Rocky Vaporetto.

 
 
 
003 y medio (1979-1980), con el personaje de Rocky Chaparro, agente 003 y medio.

 
 
 
 
 
Gracias al éxito de estos personajes pudo protagonizar la película infantil Rocky Carambola (1979), producida por José Luis Dibildos, que ideó la película como regalo para su hija, Lara Dibildos, por su cumpleaños.

 
 
 
 
 
 
 
Sabadabada, también conocido como De 12 a 2, De 11 a 1, Dabadabada (1981-1984). De este programa procede una de sus canciones más recordadas, Tigres y leones.

 
 
 
 
 
 
 
Mazapán (1984)

 
Debido a su éxito para el público infantil en estos programas, siguió centrado en el mundo infantil como reclamo de espectáculos de circo, durante al menos, quince años en las décadas de los años 70 y 80. Es difícil documentar -al menos navegando en internet- para qué compañías de circo actuó, dejando constancia gráfica de algunas intervenciones circenses. Aquí algunos recuerdos de internautas de su asistencia a circos de Torrebruno (una de su etapa de esplendor y otra más tardía, de 1989). Relacionado con esta actividad, al menos una incursión en la publicidad, anunciamdo golosinas Fiesta.

 
 
 
 
 
 
 
  
Faltan de la ficha de IMDb sus últimas apariciones en un programa infantil, el ¡Hola, chicos! de María Luisa Seco, a mediados de la década de los años 80 y un programa propio, algo más tardío, en 1992, El show canario de Torrebruno, únicamente visto en Televisión Española Canarias.


El final de la década de los 80 puede calificarse como sus años de actividad artística menos mediática, como mencionó en su participación en el programa culinario Con las manos en la masa, en 1988, donde se preguntaba si los niños lo recordaban. En este enlace está disponible el programa.

 
Una vez pasado su esplendor como ídolo infantil pudo reciclarse -de alguna manera- como actor secundario en papeles paródicos relacionados con su origen italiano en películas como Orquesta Club Virginia (1992), Todos a la cárcel (1993), Los peores años de nuestra vida (1993) o bien en un capítulo de la serie de televisión La mujer de tu vida 2 (1994).

 
 
 
Los últimos años de Torrebruno fueron más desconocidos y fue menos visible para el gran público. Es muy valioso el siguiente vídeo del programa Qué pasó con, del año 1995, en el que se repasa su vida y explica que no se acordaron más de él después de participar en el programa infantil Hola, chicos con María Luisa Seco, habiéndose ceñido su actividad profesional a sus breves papeles en cine, como hemos visto anteriormente. En él menciona que en Torino de di Sangro, la localidad italiana donde pasaba sus vacaciones, le habían ofrecido ser el alcalde de dicha localidad.


En el programa Qué pasó con se menciona uno de los pocos aspectos que se conoció de la vida privada de Torrebruno, su relación sentimental con la cantante Blanca Villa. Como se publicó en su momento, estuvieron a punto de casarse, hecho que no se llevó a cabo. Torrebruno tuvo siempre fama de ligón y de lo último que se supo en su vida fue un posible romance con la mediática Yola Berrocal, algo que ella -años después- desmintió.

 
 


Seguramente su última entrevista televisiva fue el mismo año de su muerte, 1998, en el programa Tal como éramos, anunciando que quería volver a trbajar para los niños y mostrando, como en otras de sus últimas apariciones televisivas, cierto malestar por haber decaído su actividad profesional a partir de mediados de los años 80.


Como se publicó en su obituario del periódico El País, había sido operado en el año 1990 del corazón y fue por una afección cardíaca por lo que murió ocho años después, el 12 de junio de 1998 a la edad de 61 años.

En el programa Cine de barrio se le hizo un homenaje con motivo de su muerte, mostrando sus últimas imágenes televisivas, recordando su participación en el Festival de Benidorm. En una participación anterior en Cine de barrio mostró su buen humor, desmintiendo su muerte colgándose de un bonsái, como mostraba un chiste popular en la época. Gracias a los chistes publicó su único libro: Los chistes malos de Torrebruno (ediciones Seydma, 1975).

 
 
Poca repercusión tuvo entonces su fallecimiento y estuvo poco acompañado en su despedida, como recuerda en este vídeo Guillermo Summers, guionista de su trabajo televisivo 003 y medio. Certifica que tenía mal humor y que trataba mal a los niños, y desvela aspectos poco conocidos de su vida, mencionándolo como alguien solitario y que había sido boxeador en su juventud: a pesar de su poca estatura tenía unas manos muy grandes. También que ocultaba su calva tapándola con corcho quemado. Algunos otros compañeros de su trabajo con niños han corroborado que Torrebruno no era especialmente feliz trabajando con niños, como Mayra Gómez Kemp o Pepe Carabias en el programa Ochéntame otra vez.

El homenaje a Torrebruno sigue presente en la red, como en el grupo de Facebook Torrebruno forever (en la actualidad cuentan con 207 miembros) y los vídeos que este grupo cuelga en YouTube, algunos de los cuales hemos ido incluyendo a lo largo de esta entrada.

A pesar de su vinculación a España, durante más de treinta años, la tumba de Torrebruno se encuentra en Italia, en Torino di Sangro

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada