miércoles, 13 de mayo de 2015

Azucena Hernández, antes y después de su accidente de tráfico



Según las estadísticas del blog, una búsqueda recurrente, y por la cual los algunos lectores llegan a esta web, es buscando información sobre la actriz Azucena Hernández. Fue una más de las llamadas actrices del destape, que debutó en el cine S y fue habitual de las películas de Mariano Ozores. Sin embargo, de esta actriz no se suele buscar su filmografía, sino aspectos relacionados con un grave accidente de tráfico, consecuencia del cual quedó tetrapléjica en el año 1986. ¿Quién es Azucena Hernández?

 
 
 
 
 
Hemos mencionado a esta actriz en dos ocasiones anteriores: junto a los actores que sufrieron accidentes de tráfico y junto a otras actrices españolas que fueron portada de la revista Fotogramas en 1979.

 
Azucena Hernández Iglesias nació en Sevilla el 21 (o 22, según las fuentes) de marzo de 1960 y saltó a la fama como Miss Cataluña1977, ya que entonces residía en Blanes (Girona) y representaba en el concurso a Lloret de Mar, trabajando entonces en una agencia de publicidad. El hecho de ser miss fue el reclamo utilizado para su primer papel en cine: Las eróticas vacaciones de Stela (Zacarías Urbiola, conocida en Francia como Une ingenue libertine). Gracias a esta película apareció por primera vez en revistas de la época, como Party, en los números 29 (entonces, con el nombre de Olga Lara, como primera miss que se pasaba al cine de destape), 57 y 92. Su caché entonces era de un millón de pesetas, como aquí se explica, superior, al parecer, al de otras actrices de este tipo de películas.

 
 

Repitió su papel de Stela en su segunda película, Bacanal en directo (Miguel Madrid, 1979). Fueron estas, según su ficha en IMDb, las únicas películas de cine S en las que participó. Según esta web, ha participado, hasta el momento, en 28 largometrajes. Llama la atención que su nombre figura en muchas de estas películas en los carteles, lo que indica que su nombre era conocido en la época y reclamo para los posibles espectadores.

 
En su filmografía abundan comedias y películas de terror. Fueron películas como El consenso (Javier Aguirre, 1980), Crónicas del bromuro (Juan José Porto, 1980), Adiós querida mamá (Francisco Lara Polop, 1980), La momia nacional (José Ramón Larraz, 1981), Adulterio nacional (Francisco Lara Polop, 1982), Cuando Almanzor perdió el tambor (Luis María Delgado, 1984) o Don Cipote de la manga (Gabriel Iglesias, 1985).

 
 
 
 
 
 
 
En el extranjero se la recuerda, sobre todo, por haber participado en dos películas de terror dirigidas por Jacinto Molina/Paul Naschy: El carnaval de las bestias (1980) y El retorno del hombre lobo (1981).

 
 
Pero, sobre todo, trabajó a las órdenes de Mariano Ozores, en siete películas: El erótico enmascarado (1980), ¡Qué gozada de divorcio! (1981), Brujas mágicas (Mariano Ozores, 1981), Todos al suelo (1982), ¡Qué vienen los socialistas! (1982), El pan debajo del brazo (1984 -sin figurar su nombre en el cartel-) y El recomendado (1985).

 
 
 
 
 
 
 
No aparece su nombre -en cambio- en los carteles de El Cid cabreador (Angelino Fons, 1983), Playboy en paro (Tomás Aznar, 1984) y en su largometraje más internacional, la película de aventuras Hundra (Matt Cimber, 1983). No ha sido posible documentar por la red el cartel de la película La vida, el amor y la muerte (Carlos Puerto, 1982).

 
 
 
  
Su carrera cinematográfica se cerró con La estanquera de Vallecas (Eloy de la Iglesia, 1987) en un breve papel de periodista (en el vídeo, la periodista que lleva el micrófono amarillo de Radio Nacional de España). Según IMDb, también apareció -después del accidente, aunque parece ser más bien un error- en Cosas que dejé en La Habana (Manuel Gutiérrez Aragón, 1997) y, sin acreditar, en Flores de otro mundo (Icíar Bollaín, 1999).



En televisión trabajó como azafata en el programa Ding-dong, del año 1980. Aquí puede verse el primer programa, presentado por Andrés Pajares, Mayra Gómez Kemp y María Kosty. Al parecer, Azucena Hernández fue despedida del programa, pues se consideraba escandaloso que una actriz de cine del destape apareciera en este programa de tipo familiar (así figuró en la revista Pronto).

 

También fue azafata después de otro programa de televisión, en 1981 y 1982, en Gol... y al Mundial 82

 
Además, actuó en el programa La comedia musical española (1985), en la revista La cuarta de A. Polo, según IMDb (en este enlace se afirma que apareció en seis capítulos).

 
Durante los años en que estuvo activa en cine fue habitual de revistas de desnudos, como Interviú, si bien no llegó (al parecer) a ser chica de portada. Por ejemplo, en los números 80, 187, 301 o 414.

Y, como reclamo en los titulares de la revista Lib, por ejemplo, en los números 79, 125, 146, 197, 229, 238, 256 o 262. En el número 256 apareció un fascículo centrado en su vida, que ofrecía los siguientes datos: altura 1,70 metros, peso 56 kilos, medidas 85-60-85, ojos y cabellos castaños. 

A diferencia de otras actrices que surgieron con el boom del cine S y del cine de destape, Azucena Hernández sí pudo o supo reconducir su carrera, lo que hizo que acumulara 28 películas en 9 años y que seguramente hubiera podido seguir, si la carretera no se hubiera cruzado en su camino. Así informó ABC del accidente de tráfico que sufrió en Las Rozas (Madrid), el miércoles 15 de octubre de 1986, con 26 años, de vuelta a su domicilio y ocasionado por culpa de la lluvia. Esa noche había asistido, junto al actor José María Rodero, al estreno de la obra de teatro Patatús. En esas fechas estaban trabajando ambos juntos en el teatro, representando la obra Enrique IV en un teatro de Madrid. Era la segunda vez que actuaba en teatro no musical (lo había hecho antes la revista Las Leandras en los inicios de su carrera y en teatro de texto Los extremeños se tocan en 1986). Estas experiencias teatrales mostraban un giro en su carrera, alejándose de la frivolidad de muchos de sus papeles anteriores.

Como consecuencia de dicho accidente, quedó tetrapléjica, con parálisis en el 90% de su cuerpo. Se le hizo un homenaje el 29 de febrero de 1988, organizado por los compañeros de la obra de teatro que representaba en el momento de su accidente, con el que consiguieron recaudar más de dos millones de pesetas. Así lo recogieron los periódicos El País y La Vanguardia. No fue este el único homenaje: como publicó La Vanguardia, la recaudación de todos los teatros de Barcelona del día 27 de marzo de 1988 fue donada a su persona, que entonces cobraba 40 000 pesetas de pensión por invalidez, como aquí se explica.


La historia de Azucena Hernández fue tratada recurrentemente por la prensa del corazón, también años después del accidente. Aquí recogemos las portadas de las revistas que trataron del tema, como fueron Diez Minutos (1989, expresando su deseo de morir), Semana (19¿?, encuentro con Julio Iglesias), Diez Minutos (1994, a punto de morir en un viaje a Lourdes), Pronto (1996, anunciado su boda), Lecturas (año 1998, con motivo de la muerte por eutanasia de Ramón Sampedro).

 
 
 
  
¿Qué fue de Azucena Hernández? Azucena Hernández no ha desaparecido, en cierta manera, de la televisión desde el accidente, pues ha aparecido en varias ocasiones como entrevistada, explicando su momento actual (parece ser que reside en un centro de personas tetrapléjicas en la provincia de Toledo). Por ejemplo, en En familia (1989), Hoy es posible (1997), Tiempo al tiempo (2001),  Esta es mi historia (2002), ¿Dónde estás corazón? (2006), La Noria (2010) o Sálvame Deluxe (2012). De esta última entrevista sacamos una foto actual. Y esta otra del Twitter de Carmen Lomana, que fue a visitarla en una ocasión.



Azucena Hernández creó un blog en el año 2010, que no tuvo continuidad, y en su perfil de Facebook se la ve bastante más positiva que en los años siguientes al accidente, en los que mostró su deseo de que la dejaran morir, defendiendo entonces la eutanasia. De sus últimas intervenciones televisivas se quejaba de que la profesión se hubiera olvidado de ella, después del apoyo que tuvo nada más sufrir el accidente y parece que pocos compañeros actores se acuerdan de ella, salvo algunos como Andrés Pajares.

 






 

2 comentarios:

  1. me enamore della viendo una de sus peliculas hace poco tiempo y tenia curiosidad por saber que fue della,muchas gracias,muy buen blog,saludos

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que era, es y seguirá siendo muy bella y nos seguimos acordando de ella.

    ResponderEliminar