sábado, 8 de diciembre de 2018

Ell@s fueron rostros del mes de Fotogramas. 1993. Julio a diciembre.


Presentamos en entradas anteriores El rostro del mes, una sección de la revista Fotogramas que presentaba a algunos actores noveles o de escasa experiencia por los que la revista apostaba, ofreciendo algunas informaciones sobre ellos. Repasamos en estas entradas cómo fue dicha sección, entre los años 1988 y 1996. Algunos de los intérpretes no necesitan presentación y pasaremos de ellos por puntillas, mencionando, por ejemplo, únicamente sus papeles más conocidos, sus inicios, sus trabajos para rescatar o su presente. En otros casos, con los intérpretes menos mediáticos, intentamos recopilar más datos sobre estos actores y actrices. Solo nos centramos en experiencias ante la cámara, es decir, cine y televisión. En esta ocasión, nos centramos en los actores por los que apostó Fotogramas en el año 1993.

Ayanta Barilli. Julio de 1993.


Ayanta Barilli, hija del escritor Fernando Sánchez-Dragó, fue rostro del mes en Fotogramas, anunciado su participación en la poco recordada serie Vecinos (no recogido en su ficha de IMDb). Se destacó entonces su formación en interpretación, danza, solfeo y canto, así como sus inicios artísticos en Italia, país en el que nació. En España debutó en la película Lo más natural, a la que siguieron otras como Amo tu cama rica o ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo? Como puede verse en Wikipedia, ha diversificado su actividad, siendo no tan activa como actriz; en IMDb figuran veinte papeles (en cine: ¡Por fin solos!, Volavérunt, La montaña rusa; en televisión: La vida en el aire, A las once en casa, ¿Qué fue de Jorge Sanz?). Sus otras ocupaciones han sido (o son) -como puede verse en su página web- la dirección de casting o bien como coach de actores, dirección artística del Teatro Lara de Madrid, así como el periodismo, como presentadora de programas en la cadena EsRadio (Es Amor y Es Sexo). Tiene publicados dos libros, Un año de amor y Pacto de sangre.





domingo, 2 de diciembre de 2018

Ell@s fueron rostros del mes de Fotogramas. 1993. Enero a junio.


Presentamos en entradas anteriores El rostro del mes, una sección de la revista Fotogramas que presentaba a algunos actores noveles o de escasa experiencia por los que la revista apostaba, ofreciendo algunas informaciones sobre ellos. Repasamos en estas entradas cómo fue dicha sección, entre los años 1988 y 1996. Algunos de los intérpretes no necesitan presentación y pasaremos de ellos por puntillas, mencionando, por ejemplo, únicamente sus papeles más conocidos, sus inicios, sus trabajos para rescatar o su presente. En otros casos, con los intérpretes menos mediáticos, intentamos recopilar más datos sobre estos actores y actrices. Solo nos centramos en experiencias ante la cámara, es decir, cine y televisión. En esta ocasión, nos centramos en los actores por los que apostó Fotogramas en el año 1993.

Isabel Ordaz. Enero de 1993.


Rostro asociado sobre todo a la televisión, Isabel Ordaz figuró como rostro del mes por su papel secundario en ¿Por qué lo llaman amor cuando dicen sexo? junto a Verónica Forqué, actriz recurrente en los inicios de su carrera, tanto en cine (El año de las luces, Bajarse al moro) como en televisión (en el programa Como la vida misma o la serie Pepa y Pepe). Ganadora del Goya a la mejor actriz revelación por Chevrolet, cuenta con papel muy sólidos en cine (a los órdenes de Rafael Gordon, con protagonistas en La reina Isabel en persona, Teresa Teresa, Todo mujer). Todo ese bagaje (61 papeles constan en IMDb) quedó eclipsado por su papel de La Hierbas en la serie Aquí no hay quien viva (así como Araceli en La que se avecina). Menos conocida es su labor como escritora, al haber publicado diversos poemarios (Flor de alientos, No sé, Poemas de Palestina seguido de Aún no la sombra, Despedidas, A verlas venir, Bonabella), todos ellos editados por Huerga y Fierro Editores.