viernes, 20 de diciembre de 2013

Entrevista a la actriz Kiti Manver




1.                  ¿Hay antecedentes artísticos en tu familia? ¿De dónde viene tu interés por la actuación?
Mi padre fue guionista en su juventud, tengo un hermano pintor y en casa siempre hubo mucha afición al teatro y la música. Desde los tres años me acompaña una potente imagen con música que explicaría de algún modo mi vocación.

2.                  Cambiaste tu Antequera natal (Málaga) por Madrid a los 13 años. ¿Cómo fue ese cambio? ¿Cuál es tu vinculación actual con Antequera?
Previamente a Madrid viví en Málaga y Melilla. Lo que más me inquietaba era no ver el mar y a cambio conocí la maravillosa nieve. Al principio me asustaba un poco una ciudad tan grande, pero como empecé a trabajar a los 14, no tuve más remedio que espabilar. Realmente he conocido Antequera hace unos 15 años y he descubierto una ciudad que tiene mucho que ofrecer en historia, arte, literatura, naturaleza, gastronomía y con una infraestructura hotelera accesible para todos los bolsillos ideal para hacer turismo del tipo que quieras y está a tiro de piedra, pues cuenta también con estación de tren AVE y sus habitantes son muy agradables, pero con “algo especial” que los distingue de otros andaluces. Puede que sea el hecho de vivir entre sitios mágicos como El Torcal, Los Dólmenes de Menga y Viera o La Peña de los Enamorados. Tengo la fortuna de conocer gente y amig@s maravillos@s que, además de honrarme con premios y distinciones, también me hacen conocer a fondo esta preciosa y acogedora ciudad.

3.                  En tu página web hablas de tus maestros y mencionas a Antonio Requena, que te advirtió del peligro de ser una ratita de teatro. ¿Cómo se produjo exactamente ese consejo, cuando tenías 16 años?
Hay una práctica no muy aconsejable de hacer bromas en el escenario sin que el público lo note y al margen de la obra que yo, al ser tan ignorante, me dejaba llevar, porque era divertido, y Antonio Requena me enseñó que eso no era honesto y los peligros de adquirir ese tipo de vicios. Siempre se lo agradeceré.

4.                  El encarnar un personaje tan potente como La muda de Habla mudita (Manuel Gutiérrez Aragón, 1973) en los inicios de tu carrera hizo que fueras una cara muy conocida con apenas 20 años. ¿Pensabas que ese papel sería tan importante para los inicios de tu carrera?


 

 
Quiero aclarar que fue estupendo hacerlo y aprendí mucho de cine y a llevar un rebaño de cabras. Pero en esa época empezaba el destape y era difícil salir en los medios si ni lo practicabas, por lo cual fue bueno en relación al trabajo en sí, pero no fui una cara tan conocida, de hecho, estuve mucho tiempo en paro después.

 
5.                  Los primeros años de tu carrera coincidieron con un boom de directores que modernizaron el cine español. Por mencionar algunas películas: ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este? (Fernando Colomo, 1978), Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (Pedro Almodóvar, 1980), Ópera prima (Fernando Trueba, 1980). ¿Cómo lograste estos trabajos? ¿Pruebas de cásting o bien un trabajo te iba llevando a otro por casualidad?


¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?, que también es un famoso tema pop de los Burning, vino porque había hecho un corto con Fernando Colomo, Usted va ser mamá y un día entró en un restaurante en el que yo trabajaba como pinche de cocina, le pedí trabajo y, aunque ya estaba hecho el reparto, fue muy generoso, pues le escribió algunas frases a un papel de figuración y me lo dio. Estoy muy agradecida a Fernando, pues pude dejar el restaurante y me dio mucha vidilla. Pepi , Luci y Bom y otras chicas…: Mercedes Guillamón (Eva Siva) ya me había presentado a Pedro Almodóvar durante el rodaje de su primer largo en Súper ocho Folle, folle, fólleme Tim, del que ella era protagonista y él me propuso hacer “la modelo y cantante, pero no puta” de esta genial película. Ópera prima: me llamó Trueba porque me había visto en otros trabajos.
En el caso de estas tres pelis conseguí los papeles de esa forma, pero he hecho infinidad de pruebas como la mayoría de nosotr@s, algunas con éxito y otro montón, no. Es lo normal, hay que tomárselo como un ejercicio y quitarle importancia porque el resultado no depende solo de que lo hagas bien o mal, sino de otros factores, y la decisión final la suelen tener los directivos de las cadenas. Un poco de todo.

6.                  Reconozco que le tengo cariño a tu papel en una película nostálgica como El curso en que amamos a Kim Novak (Juan José Porto, 1980). ¿Qué recuerdos guardas de este rodaje en Salamanca? 

 
 
Buenos por el rodaje y malos porque ha sido la única película en la que me han doblado. Era una época en la que a muchos directores les encantaba doblar, afortunadamente ya se ha pasado esa moda, porque era un poco humillante. Si te doblaban parecía que no sabías hablar o, como se dice en teatro: “ésa… no toca el violín”.

7.                  Tu Juani de ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (Pedro Almodóvar, 1984) se ha convertido un personaje de culto. ¿Tuviste libertad en ese rodaje para incluir ideas propias (en cuanto al acento, expresiones, etc.) o estaba completamente definido en el guión?


Pedro Almodóvar es un director afortunadamente muy riguroso, pero también flexible y, como los grandes, sabe qué incluir de las aportaciones de los actores.

8.                  Tu otro gran papel con Almódovar en la década de los 80 fue Paulina Morales en Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988). Debido a la carrera internacional de la película: ¿Llegaron ofertas de fuera de España? ¿Se amontonaban las ofertas de trabajo o no fue un papel tan determinante?


¡Qué risa! Lamentablemente la respuesta es no a las dos preguntas, pero aun así soy bastante afortunada, porque después de los primeros y durísimos 10 años de profesión y junto a Merche Guillamón, Marciano Buendía y Modesto Fernández, empecé a producir espectáculos teatrales y desde entonces he tenido trabajo  continuado siempre, si no lo había, me lo inventaba. Muy aconsejable. Quiero decir que Paulina Morales fue un regalo maravilloso de Pedro Almodóvar: creo que es el personaje que más han puesto en todos los medios, sobre todo la genial secuencia del disco que lanza Carmen Maura por la ventana y va a parar a mi nuca y la posterior amenaza sobre los chiítas…

9.                  Como mencionas en tu web, Todo por la pasta (Enrique Urbizu, 1991) supuso cambiar tu esquema de preparación de personajes? ¿A qué te refieres? ¿Fue determinante para ganar el Goya a la mejor actriz de reparto de ese año?

 
Es un poco largo de contar, pero, resumiendo, diré que Enrique me comunicó tanta confianza y seguridad en lo que quería (y desde luego no era lo que yo llevaba preparado), que comprendí por primera vez que el director tiene la última palabra de cómo deber ser un personaje, así que desde entonces mi manera de estudiar es más relajada y abierta. En una ocasión el maravilloso actor Rafael Alonso me recomendó algo que explicaría mejor todo esto: “Mira Kiti, tú eres una buena cómica pero no debes trascendentalizar tanto”. Con respecto al Goya y como diría Fernando Fernán Gómez: "¡No os preocupéis que cada año se lo dan a uno!". Y aquél año me tocó y bien contenta que me puse.

10.              La televisión no jugó un papel importante en tu carrera hasta los años 90, por ejemplo, en Las chicas de hoy en día (Fernando Colomo, 1991). ¿Qué diferencias notaste en este primer trabajo televisivo continuado respecto a los rodajes en cine?
Bueno en realidad desde 1970 yo ya había hecho más de una docena de trabajos para la tele, Estudios Uno, series como Goya, Mariana Pineda, Curro Jiménez, incluso un excelente y crítico capítulo “El televisor”, de la mítica serie de terror dirigida por Narciso Ibáñez Serrador Historias para no dormir. Las chicas de hoy en día aportó algo muy fresco, divertido y moderno a la televisión, creo que hice dos capítulos. Hay más diferencia entre una serie en estudio y una serie en exteriores, porque en esos años se hacía mucha tele en 35 milímetros.

11.              Uno de tus trabajos internacionales te llevó a Argentina, donde participaste en la serie Desde adentro (1992). ¿Qué diferencias notaste frente a rodajes en España?

Sólo el acento, creo que en todos sitios hay gente que lo hace muy bien y otros menos bien, en este caso, Eduardo Milewicz dirigía un equipazo de técnicos y actores de primera línea; además, allí nos quieren y respetan mucho, así que me lo pasé, aunque era tele, de cine.

12.              Tu actriz/enfermera Manuela de La flor de mi secreto (Pedro Almodóvar, 1995) es un claro referente del papel de Cecilia Roth en Todo sobre mi madre (Pedro Almodóvar, 1999). ¿Te consta si en algún momento fuiste una de las actrices planteadas para dicha película?


Pues no.

13.              No tuvo suerte la versión a la española de la serie Las chicas de oro (Televisión Española, 1995-1996) que contó con un gran reparto: Mercedes Sampietro, Amparo Baró, Mónica Randall. ¿Hubo algún choque de egos al contar con actrices de tanto renombre o fue uno de esos trabajos que guardas con cariño en tu memoria?


Fueron 26 guiones donde el protagonismo estaba muy bien repartido y había suficiente para el lucimiento de todas nosotras, y teníamos el apoyo de un equipo que tenía en su curriculum la grabación de textos importantísimos para el espacio Estudio uno y series del calibre de Fortunata y Jacinta. Y más bien nos tenían que separar a veces, pero de los ataques de risa que nos daban; mis compañeras gozan afortunadamente de un sentido del humor cojonudo.

14.              Tal vez no guardas tan buen recuerdo de Menudo es mi padre (Antena 3, 1996) por supuestas desaveniencias durante el rodaje de la serie, tal y como se publicó en la prensa entonces. ¿Por qué se produjo tu salida de esta serie? ¿Era verdad que no había buen ambiente de trabajo?


La decisión de dejar la serie fue mía porque las expectativas que yo tenía para mi personaje no se dieron, pero el equipo era impecable, gente muy bien preparada que saben hacer las mejores series y además estaba muy bien pagada. Lo demás es chismorreo.

15.              Tienes el honor de ser la primera intérprete que ganó el premio a la mejor actriz del Festival de Málaga por Una pareja perfecta (Francesc Betriu, 1998). ¿Qué recuerdas de este rodaje? ¿No ayudó el premio a la carrera comercial de la película?
Le tengo especial cariño a es personaje, porque era una madre de familia gris, comedida, dulce y con poco carácter, donde pude trabajar un registro más sutil. Con respecto al premio, me pasó un poco como con el Goya, que acababan de crearlo y no tenían el impacto mediático de hoy. Pero ahí están y mola.

16.              Se recuerda muy poco una gran serie sobre adolescentes españoles, como fue La vida en el aire (Televisión Española, 1998). ¿Cómo valoras tu papel de la taxista Toñi? ¿Qué sensación se produce al ver que un producto cuidado como este no es bien tratado en la programación?

Yo me lo pasé bomba haciendo aquello, porque me encanta conducir y los especialistas me dejaron hacer alguna escena de cierto riesgo y, además, mi personaje era muy potente: taxista, independiente y con un novio piloto y de raza negra con el que tenía un hijo precioso… Una gozada. Lamentablemente, los que tienen el poder de decidir en las distintas cadenas no siempre aciertan en lo que no emiten como en lo que emiten Es un juego duro e injusto, sobre todo para las productoras que invierten burradas de dinero que luego no pueden recuperar para seguir con más proyectos.

17.              Fuiste protagonista de una película más bien dirigida para el público infantil como Noche de reyes (Miguel Bardem, 2001). ¿Has trabajado más veces en productos pensados para este tipo de público? ¿Cómo se preparan trabajos como estos un actor?
Hice un cuento para televisión dirigido por Giménez Rico “La balada del pequeño soñador” con Antonio Ferrandis, pero Noche de Reyes es una comedia familiar trepidante y de acción que Miguel Bardem dirigió impecablemente. Debes estar preparado sobre todo psicológicamente pues son rodajes muy duros e intensos en los que se vive de noche y se pasa mucho frío, pero con ese resultado yo me apunto.

18.              En El caballero Don Quijote (2002) se produce tu reencuentro con Manuel Gutiérrez Aragón y además trabajaste con Juan Luis Galiardo, pareja teatral tuya en Humo (2007). ¿Qué recuerdas de esta película?
Era la tercera vez que trabajaba con Gutiérrez Aragón y una vez más fue muy bueno. Me dio el personaje del Ama, breve, pero muy contundente. Nivelazo, Gil Parrondo (ganador de dos Oscar) con el que cocinamos juntos en el hogar-cocina, pero con humo que necesitaban para el plano, Alcaine, que ganó otro Goya por esta película y un reparto impresionante. Fue a raíz de este encuentro por lo que Juan Luis Galiardo me llamó junto con Juan Carlos Rubio para el primer montaje que hicimos juntos en teatro y que tantas cosas estupendas me han traído desde entonces.

19.              Compartir cabeza de cartel con dos grandes actores como Alfredo Landa y Nino Manfredi en La luz prodigiosa (Miguel Hermoso, 2002) supongo que te enriqueció de alguna manera. ¿Qué se aprende al lado de dos intérpretes con tanto bagaje a sus espaldas?
Curiosamente con ellos dos en ese rodaje aprendí más cosas de la vida que profesionalmente, aunque desde luego era estupendo verlos en acción. Manfredi, puede que debido a su edad, estaba muy introvertido y Landa le echó mucha mucha paciencia. Con el que sí aprendí mucho fue con el director Miguel Hermoso, me encantaba ver cómo defendía detalles muy sutiles, como que una coma tiene un significado específico o una frase que termina en puntos suspensivos… No se puede decir de cualquier forma, sino teniendo en el pensamiento exactamente lo que hay detrás de esos puntos. No le gusta que el texto suene a aprendido ¡Un maestro!

20.              Repetiste con Miguel Hermoso en un título más popular, Lola, la película (2007) en un papel que te permitió cantar (Quiero puntos cardinales) delante de una cámara. ¿Echas de menos en tu carrera en cine o televisión papeles musicales?


He tenido la suerte de poder cantar en varias ocasiones en teatro, cine y televisión: ¡Ay, Carmela! de Sanchís Sinisterra, Divinas Palabras de Valle Inclán, Karguus de Miñón y Trujillo, Don Juan de Jose Luis Garcia Berlanga y actualmente protagonizo la comedia musical de Juan Carlos Rubio Esta noche no estoy para nadie, que acaban de darle el premio Broadway World Spain al mejor musical en gira. ¡No me puedo quejar!

21.              Tu Madame Myleme de Los abrazos rotos (Pedro Almodóvar, 2009) nos supo a poco. ¿Quedaron escenas de tu personaje en la sala de montaje? ¿Te quedaste satisfecha de esta vuelta a trabajar con Almodóvar? 


Era exactamente lo que estaba escrito en guión y volver a trabajar con Pedro Almodóvar siempre es un placer, es un director meticuloso y no descuida ningún detalle ni personaje por pequeño que sea, siempre tienen algo que contar y en pantalla no pasan desapercibidos.

22.              Sin duda tu papel de Gloria en Pagafantas (Borja Cobeaga, 2009) te situó en el punto de mira de un público joven que hay que acercar al cine español. ¿Qué recuerdas de este papel y de la buena química que transmitías en pantalla con Óscar Ladoire?

 
Borja Cobeaga es un guionista y maestro de la comedia con acción y “la amachu” que me dirigió era ideal. Y lo de la química todo sabemos que es algo mágico que a veces tenemos la suerte de que aparezca. Cuando leí el guión me divertí, pero cuando vi la película, me tronché como cualquier espectador. Una joyita.

23.              Esto mismo se puede decir de Una hora más en Canarias (David Serrano, 2010), en este caso, con las robaescenas que érais Isabel Ordaz y tú en esta película. ¿Cómo fue este rodaje en Canarias?


Con estilos diferentes David Serrano es otro de los talentos jóvenes de nuestro cine y nos regaló una hermanas un poco de cómic que tanto Isabel como yo disfrutamos y además en las Islas Afortunadas ¿se puede pedir más?

24.              Tus últimos papeles televisivos han sido en series históricas como Gran Hotel (Antena 3, 2011-2013) y Gran Reserva. El origen (Televisión Española, 2013). ¿A la hora de rodar estos productos se os ofrece documentación de la época, o bien a ti te interesa documentarte sobre épocas pasadas?


Uno de los atractivos de nuestra profesión es precisamente poder estudiar y aprender de la historia y sus protagonistas.

25.              He dejado fuera de la entrevista tu gran bagaje teatral, que daría para otra(s) entrevista(s). ¿Debido a la crisis, es más seguro embarcarse en una obra de teatro -también como productora- que esperar a que llame el teléfono para el cine o la televisión?
Creo que ya respondí un poco a esto anteriormente y no está tan claro eso de que embarcarse en un producción de teatro sea más seguro, aunque me encantaría. De cualquier manera, esperar una llamada es desesperante, mejor implicarse en proyectos tuyos o de otros.

26.              La figura de Juan Carlos Rubio ha determinado en los últimos años tu carrera teatral, al figurar en varios de sus montajes. ¿Qué ha supuesto para ti ser un especie de musa para él?


Es mi TALISMÁN. Fue algo que yo intenté de jovencita: “enrearme” con un autor para realizar proyectos, pero no supe y pasado un tiempo apareció en mi camino este increíble ser humano que más bien parece un ángel, con un gran talento como dramaturgo y director, elegante e incansable. Cuando tengo dudas, también en la vida pienso, ¿qué o cómo haría Juan Carlos Rubio?

27.              Gracias a él te permites en teatro, en los últimos meses, pasar de una obra musical como Esta noche no estoy para nadie al drama de Las heridas del viento. ¿Qué papeles le faltan a tu carrera teatral?

 
Ojalá que sean muchos.

28.              Como se ve en tu perfil de Twitter, eres agricultora de mangos ecológicos. ¿De dónde surge este interés? ¿Qué te aporta esta otra actividad?
El tiempo desde que plantas hasta que recolectas transcurre de manera muy diferente al ritmo más bien frenético que tiene nuestra profesión y para mí es bueno el contraste. Aparte de esa vivencia, de momento una ruina económica, yo creo que este tipo de cultivos tendrían que estar premiados de alguna manera, pero la realidad es muy diferente.

29.              No sólo eres activa en Twitter, sino también con tu propia página web, en la que es un gustazo leer tus comentarios de algunos de tus papeles. Ya que lo hiciste en teatro con Salga el sol... en 2009 (junto a Fernando G. de Canales) y en A la luz de Góngora (2007) ¿Tienes previsto llevar a escena textos propios?
Crear mi modesta página web, que más bien es un curriculum con imágenes, me distrae y aprendo cositas mientras tanto. Por cierto, que tengo que darle un empujoncito, que hay mucha chapuza todavía y faltan fotos y enlaces para poder ver clips de mis trabajos, pero eso ya es pa´ nota… Todo se andará. He hecho alguna dramaturgia sobre otros autores, pero escribir textos propios son palabras mayores, tenemos autores excelentes y yo, feliz de poder representarlos.

30.              Con una carrera tan extensa como la tuya supongo que has tenido una serie de cómplices a lo largo de tu vida artística. Tal vez vez te apetece mencionar a algunos de ellos... (nombres no conocidos por el gran público, personas que ya han fallecido, etc.).
Cómplices desde luego, pero no sólo en lo artístico: Mayrata O´Wisiedo, una de las personas más libres que he conocido. A Miguel Narros le debo que me ayudara a tirarme a la piscina, es decir, atreverme a expresar en escena lo que antes se quedaba en la mente Durante el montaje de Seis personajes en busca de un autor de Pirandello donde desarrolló un talento y energía que recordamos siempre. Carlos Hipólito, Manuel Coronado, Marciano Buendía, Amparo Baró… y más. Sí, soy afortunada.

31.              Siempre que leo entrevistas de actores o personas relacionadas con el mundo del espectáculo me quedo con ganas de saber qué pruebas de cásting no superaste, o que trabajos no pudiste hacer por incompatibilidad con otros, algo que rechazaras, etc. Aprovecha para desvelarnos algo...
Cásting no superados, a cada rato. Incompatibles que sentí no hacerlas, dos pelis con Enrique Urbizu e Icíar Bollaín y rechazar, algún bodrio de la época del destape.

32.              Si se ha quedado algo en el tintero, ¡dispara!
¡Eso nunca!




2 comentarios:

  1. Pues será "chismorreo" lo de Menudo es mi padre, pero lo cuenta Manuel Ríos San Martín, productor de la serie. En concreto, en esta entrevista (http://blogsospechoso.blogspot.com.es/2013/11/companeros-el-reencuentro.html, es larga, el punto exacto no sé decirte porque la escuché entera en su momento) dice que Kiti Manver se llevaba fatal con El Fary y que dijo que o se iba él o se iba ella. Y se fue.

    Buena entrevista, por cierto! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón, de esta no era productor, director y guionista.

      Eliminar