miércoles, 6 de febrero de 2013

31 años de la muerte de Chanquete



Creo que no vi la muerte de Chanquete, el marinero de Verano azul, en su primera emisión (si la vi, con poco menos de cuatro años, mi memoria lo ha borrado...). Chanquete murió el 7 de febrero de 1982, es decir, hace ahora 31 años. Exactamente, era domingo y a partir de las 16.05 horas se emitió el penúltimo episodio de la serie, el decimoctavo, llamado Algo se muere en el alma. Muchos que entren por aquí lo recordarán y por eso han entrado; para el resto, tal vez escuchando esta sevillana se acuerden...




Esta canción, de Amigos de Ginés, llamada en realidad El adiós, fue publicada en el año 1975 (no sé si sería un mensaje -más o menos subliminal- para Francisco Franco). El Algo se muere en el alma lo mismo vale para un roto que para un descosido, y por eso se la cantaron a Juan Pablo II te quiere todo el mundo al despedirse de España en su viaje de 1982.

La muerte del actor que representaba a Chanquete, Antonio Ferrandis, se produjo el 16 de octubre de 2000. El mito (y la losa del personaje para el bueno de Ferrandis) hubiera sido mayor aún si hubiera muerto cercano a la fecha de la muerte del marinero. Por esas fechas, pero dieciocho años antes (18 de octubre de 1982), se emitía el segundo capítulo de la serie, el No matéis mi planeta.

 
Reconozco que a mí la muerte de Chanquete (mi recuerdo se basa en la primera vez que la vi, en la emisión de los domingos a partir de las 13.30 horas entre 1987 y 1988) me dejó un poco frío. Nunca he sido muy de Chanquete, sino de Julia, que me parece el personaje adulto más interesante. Me pasa un poco como con Espinete y Don Pimpón: nunca me gustó Don Pimpón y me quedo mejor con la ingenuidad de Espinete.


 

Según he leído en varios sitios, la muerte de Chanquete fue un día casi de luto oficial del Cabo de Gata hastaFinisterre, hay que ver la gente como se puso con la muerte de Chanquete... (como cantaba Pepe da Rosa refiriéndose al J.R. de Dallas) Recuerdo que una amiga me dijo que su padre, profe en un colegio, al día siguiente, lunes 8 de febrero de 1982, al llegar al recreo le llamó la atención lo tranquilo que estaba todo, sin ruido de chavales corriendo o de balonazos... Al salir al patio vio a un montón de niños tumbados en el suelo. Como le dijero después: estaban jugando a ser Chanquete...
Para Antonio Mercero no fue el mejor capítulo, sino un buen capítulo. No sé cuál habrá sido con el tiempo para el bueno de Mercero su capítulo favorito, ya que cada uno de los espectadores tiene los suyos. A mí me vienen ahora a la cabeza el del cantante Bruno, El ídolo, o el del mago El gran Massip, La última función. Sí que ganaron premio El encuentro (primer capítulo) en el Festival de Plovctiv (Bulgaria); Beatriz mon amour (el episodio de la llegada de la regla de Bea) en el Festival de Praga, o No matéis mi planeta, por favor (el episodio ecológico) en el Festival Juvenil de Munich. 


Los chavales de la pandilla lo vivieron, según se contó entonces en los medios, de la siguiente manera. El rodaje fue duro para todos y en palabras de Pilar Torres (Bea) lloró hasta el apuntador, tanto delante como detrás de las cámaras. Juanjo Artero (Javi) expresó que llorar, llorar de verdad no lo hizo, sino que se metió en situación en las tres veces que se grabaron esos momentos. José Luis Fernández (Pancho) sí reconoció que lloró de verdad en las escenas. Por su parte, Gerardo Garrido (Quique) y Miguel Joven (Tito) afirmaron haber pensado en sus familiares, a la hora de expresar su tristeza por la muerte de Chanquete.

 
Al propio Antonio Ferrandis la emisión del capítulo le pilló en Montecarlo, en un festival de televisión, representando a la serie, que optaba a un premio por el capítulo Las navajas (uno de los que menos me gustan, sobre la violencia de pandillas de jóvenes y demás): el propio Ferrandis era candidato a mejor actor. Durante ese tiempo se encontraba rodando la película Corazón de papel. Entonces afirmó que personas como Chanquete no mueren nunca.


Lo más curioso relativo a la emisión de dicho episodio se vivió en Nerja, donde se decretó una semana de luto oficial e incluso la bandera de la localidad llevó un crespón negro de luto y fue izada a media asta. Esto lo vivió en primera persona el nerjeño Miguel Joven (Tito), pues es natural de Nerja. 


Tal vez haya que marcar la fecha del 14 de febrero, no como San Valentín, sino como el día en que Verano Azul acabó y recordar la, para mí, escena más emocionante de Verano Azul, la última, con Julia en el taxi, después de que el policía Barrilete dé el cuadro a Pancho y de fondo El final del verano de El Dúo Dinámico.



Para acabar, la escena de la muerte de Chanquete, con los comentarios, unos años después, del director, Antonio Mercero, así como de María Garralón (Julia), Miguel Ángel Valero (Piraña) y Miguel Joven (Tito).


2 comentarios: