domingo, 6 de octubre de 2013

Entrevista a la actriz Silvia Marsó





            inicios

  1. ¿Hay antecedentes artísticos en tu familia? ¿Qué importancia tuvo la mirada de Ana Torrent en El espíritu de la colmena (Víctor Erice, 1973) cuando viste la película con diez años?
Mi familia no se dedica al mundo del espectáculo, por lo que me costó mucho convencerles para que me matricularan en el Instituto del teatro… Pero al final lo conseguí y he vivido todos estos años de mi profesión. La película me abrió una mundo interior que desconocía, algo intuí en ella que me emocionó, a pesar de no entender, por mi corta edad, el subtexto político-social que encerraba.

  1. Tus estudios, además de la licenciatura en el Institut del Teatre, incluyen pantomima, canto, jazz, danza, etc. ¿Había algún alguna faceta que te llamara la atención especialmente durante tu etapa de estudiante?
He intentado tomar clases siempre, toda mi vida, con diversos maestros y siempre buscando conocer y profundizar en los distintos medios, estilos, géneros de mi profesión

  1. Sabemos que tu nombre artístico lo tomaste del maestro de mimo francés Marcel Marceau. ¿Qué otros nombres propios fueron importantes en el inicio de tu carrera?
Admiraba a Montserrat Caballé, a Antonio Gala, a Concha Velasco, a José María Rodero, a Irene Gutiérrez Caba. Pero no conocí a ninguno hasta mucho más tarde. Los inicios de mi carrera fueron difíciles, porque estaba muy sola, al no tener conocidos ni familiares que se dedicaran a esto. Tuve que emplear mucho tesón y paciencia, para no desilusionarme.

CINE

  1. Tus únicos papeles en cine durante la década de los años 80 no fueron especialmente relevantes: Los curanderos (Isabel Mula, 1983), Escapada final (Carlos Benpar, 1983), El donante (Tito Fernández, 1984). ¿Quieres recordar alguno en concreto?
Me gusto trabajar con Carlos Benpar, con quien años después hice Gènere femení y mi personaje en Los curanderos de criada adolescente me gustó mucho. Yo estaba empezando y tenía mucho que aprender. Recuerdo a María Isbert como una maestra en esa película y me encantó trabajar con ella y conocerla.

  1. Tuviste la suerte no sólo de participar en La madre muerta (Juanma Bajo Ulloa, 1993), sino que el propio Juanma escribió el papel de la enfermera Blanca pensando en ti, creando una heroína cotidiana. ¿Qué supuso para ti actuar en esta película?
 

Esa película es un referente para muchos cineastas jóvenes. Juanma es un talento desperdiciado en nuestro país; si estuviera en Estados Unidos, ya lo hubieran catapultado. Es un genio.

6.     La película no tuvo la repercusión que sí logró Alas de mariposa (Juanma Bajo Ulloa, 1991). Yo fui uno de esos espectadores a los que deslumbraste en esta película. ¿Notaste alguna repercursión en tu carrera a partir de este papel?

Me impacto muchísimo su primera película Alas de mariposa y así lo dije en una entrevista que me hicieron en Bilbao, donde representaba La dama del alba de Alejandro Casona. Juanma lo leyó en el periódico y no se cómo fue, creo que conocía al periodista que me hizo la entrevista y se presentó en el teatro para ver la función. Luego estuvimos hablando y me dijo que escribiría un papel en la próxima peli para mí. Si yo no hubiera ido a representar esa obra al Teatro Arriaga, nunca hubiera hecho la película. Esta profesión esta plagada de coincidencias, casualidades, momentos de suerte. Pero si no estás trabajando y entregándote con toda tu alma en cada papel no sirve de nada, porque si a Juanma no le hubiera gustado mi trabajo, se hubiera ido después de la representación y ya está.

7.     Otro de tus papeles más conocidos en cine ha sido, tal vez, el de Ana en Amor, curiosidad, prozak y dudas (Miguel Santaesmes, 2001). ¿Qué recuerdas de esta película?
 

Fue un viaje profundo por el interior del personaje. Lucia Etxebarría, en su libro, describe el pensamiento interno de cada una de las tres protagonistas y mi preparación consistió en darle todo el mundo interior posible, ya que externamente, el personaje finge siempre. Y eso es muy difícil mostrarlo en el cine o el teatro: porque tienes que trabajar a dos bandas y ser muy sutil, pero que el espectador vea lo que te pasa por dentro… Una forma de mostrar la mancha, desprecio por sí misma y culpa que siente el personaje en su subconsciente. Elegí que fuera limpiando algo en cada secuencia… Es muy poca cosa, pero si te fijas en cada aparición, hace alguna acción de limpiar u ordenar… Hasta que el personaje en una secuencia concreta lo confiesa todo, borracha y destrozada y cambia su vida para siempre.

8.     Debe ser curioso enfrentarse a papeles como el de Ángeles S. A. (Eduard Bosch, 2007), película a mayor gloria de la cantante infantil María Isabel. ¿Son este tipo de trabajos trabajos alimenticios? ¿Hay papeles de los que te arrepientas?

Tú lo has dicho. Sirven para luego poderte permitir hacer el teatro que te gusta, pero no por ello los haces de cualquier manera, para mí cada trabajo es el más importante A veces haces cosas que no estan en tu línea de trabajo, pero solo cuando no hay mas remedio… En una ocasión rechacé un contrato millonario para presentar en una cadena privada, porque quería mantener mi carrera de actriz y eso es incompatible con la popularidad extrema y la fama que dan ciertos programas… Así que dije que no y me fui a hacer un pequeño papel al Festival de Merida en Hecuba de Eurípides, donde, por cierto, debutaba Blanca Portillo en el teatro profesional….

9.     Uno de tus pocos protagonistas en cine fue una película de escasa difusión Gènere femení (Carlos Bempar, 2010). ¿Echas de menos que te ofrezcan papeles más relevantes en cine?
 

No he tenido suerte en el cine, aunque me gustan mucho las películas que he hecho. Pero no depende de mí, sino de otros factores que no sé muy bien cuáles son. Supongo que será contactos, amigos o tener una primera oportunidad acertada, que te conduzca a otras cosas posteriormente.

10.  No abundan en tu carrera los papeles internacionales, como el de la película colombiana Mi pasión por David (Iván Zuluaga, 2012). ¿Qué diferencias has notado entre un rodaje en España y en Colombia?
Ahora es mejor cualquier país extranjero que el nuestro para rodar y el gobierno colombiano subvenciona a todos los cineastas que rueden allí, sean de donde sean… Qué diferencia...

TEATRO

11.  José Osuna fue el primer director de teatro con el que trabajaste, en obras como Ni pobre, ni rico, sino todo lo contrario (1987) o El extranjero (1988). ¿Cómo fueron estos inicios en el teatro?
Fue el primero en Madrid, pero en Barcelona ya había hecho otras cosas…

12.  Con el director teatral Juan Carlos Pérez de la Fuente también repetiste, en las obras La dama del alba (1992) o El amor es un potro desbocado (1994). ¿Cómo fue trabajar con este director?
Es muy generoso y respetuoso con los actores. Me encanta su forma de trabajar mano a mano contigo en las escenas.

13.  Tal vez fue La gran sultana (1992) un punto de inflexión en tu carrera, por el éxito de la obra y las buenas críticas conseguidas. ¿Luchabas entonces para que tu imagen televisiva no se comiera a la actriz teatral?
Fue la consecuencia de haber rechazado la oferta televisiva millonaria que he comentado. Adolfo Marsillach nunca me hubiera llamado para un papel tan importante, si hubiera estado en la tele haciendo un concurso de máxima audiencia…

14.  Has tenido la suerte de trabajar con directores teatrales ya fallecidos como José Tamayo (Doña Rosita la soltera, 1998) y Miguel Narros (Yerma, 2012). ¿Qué supuso en tu carrera ser cabeza de cartel de estas obras tan representativas y dirigidas por pesos pesados de la dirección teatral en España?

Aprendí de ellos muchísimas cosas y me queda el orgullo de haberlos conocido. Son un referente cultural en la historia de nuestro país y he tenido la suerte de estar en su creaciones.

15.  Seguramente muchos espectadores no sepan lo bien que cantas, como mostraste en la obra Te quiero, eres pefecto, ya te cambiaré (2000). ¿Tienes ganas de hacer un musical u obra de teatro que te permita cantar?

En Capitalismo. Hazles reír, que es la que represento actualmente en el Teatro Circo Price, también canto en directo…

16.  Fuiste productora de obras de teatro que protagonizaste: textos contemporáneos como Aquí no paga nadie (2005) y Tres versiones de la vida (2006). ¿Se pueden compaginar la actuacion y la producción en una obra teatral o es especialmente difícil?
Es muy duro, pero tiene una parte bonita que es crear el proyecto desde que solo es una idea y llegar a levantar el telón habiendo logrado un objetivo.

TELEVISIÓN

  1. Participaste como personaje episódico en dos series que tuvieron mucha relevancia en la época: Segunda enseñanza (Pedro Masó, 1986) y Turno de oficio (Antonio Mercero, 1987). En esta ya rompías con tu imagen, pues tu personaje escondía cierta maldad bajo una imagen angelical. ¿Cómo era trabajar en una serie, aunque sólo fuera en un capítulo, en los años 80?
 

Fueron dos, creo, pero éramos muchos actores que empezábamos: Aitana Sánchez-Gijón, Gabino Diego, Javier Bardem, etc

  1. Tu papel de hippy ecologista Rita en Canguros (José Ganga, Antena 3, 1995) te hizo muy popular en público de todas las edades. ¿Dejaste la serie por el peligro al encasillamiento, la excesiva popularidad que te daba el papel o por cambiar de aires?

No, porque me había comprometido con Juanjo Seoane en hacer El amor es un potro desbocado en el Teatro Alcázar de Madrid y como la serie se prorrogó debido al éxito no pude seguir por no faltar a mi compromiso profesional anterior

19.  Tu siguiente papel en televisión no tuvo apenas relevancia, a pesar de la calidad de la serie Mar de dudas (Manuel Gómez Pereira, Television Española, 1995), serie interactiva incluida en el programa El destino en sus manos. ¿Qué recuerdas de este trabajo?

Me gustó mucho cambiar el acento en el personaje de esa peluquera hortera y desgarrada. Incluso me preparé para hacer una voz mas “cazallera” y desgarrada que la mía. Fue una experiencia.

20.  Manos a la obra (José Antonio Escrivá, Antena 3, 1997) fue otro de tus papeles televisivos de larga duración. ¿Qué diferencias notaste entre rodar un capítulo de media hora -Canguros- a episodios más largos?
El trabajo es el mismo.

21.  No abundan en tu carrera papeles en tu lengua materna, el catalán, como el de la serie semanal Dones d’aigua (Toni Verdaguer, Televisió de Catalunya, 1997). Esta serie fue polémica, por la deserción del director. ¿Qué recuerdas de este trabajo? ¿Te han llegado más ofertas, en otros momentos de tu carrera, de TV3?

Supongo que ha sido motivado por estar en Madrid, siempre trabajando. Pero sí que me llegaban ofertas que luego no podía hacer por estar ocupada.

22.  Supongo que los cuarentañeros te recuerdan por el Un, dos tres (o Segunda enseñanza), los treintañeros por Canguros y los veinteañeros por tu Alexia de Ana y los siete (Televisión Española, 2002-2005). ¿Qué supuso para ti ponerte de nuevo en un producto de máxima audiencia?

Es verdad que los fans son de distintas generaciones. Eso me gusta y me hace mucha gracia porque los más nuevos son los que utilizan internet para hacer los clubs de fans.

23.  Uno de tus protagonistas en televisión no tuvo suerte y la serie fue retirada: El porvenir es largo (Eduardo Milewiz, Televisión Española, 2008). ¿Esperábais más de esta serie?

Claro. Estaba muy bien y en el canal internacional gustó mucho, pero los directivos de TVE la encontraron demasiado fuerte para la sobremesa. Era un tipo de serie denuncia muy potente

24.  Seguramente seas una de las actrices que en teatro ha trabajado más con autores clásicos. En Gran Hotel (Sílvia Quer, Antena 3, 2012) has tenido la suerte de trabajar en una serie de carácter histórico. ¿Qué diferencias hay respecto a series de temas contemporáneos?

Cada movimiento del personaje debes calibrarlo según la época, la forma de mirar, las forma de hablar. Es un ejercicio muy interesante.

25.  A pesar de tener el reparto más lujoso de una serie diaria que yo recuerde, Gran Reserva. El origen (Televisión Española, 2013) no ha triunfado y ha sido retirada recientemente de la programación, sin rodarse los capítulos previstos. ¿Cómo se enfrenta uno al rodaje de una serie que ya sabe que tiene sus días contados?

Aún hay gente que se queja en las redes sociales de que la hayan quitado: estaba muy cuidada y se merecía mejor trato. No sabemos por qué no está, pero nos queda la tranquilidad de haber hecho un buen producto, cuidado, digno y de calidad.

PRESENTE

26.  Supongo que a algunos actores les dará envidia lo bien representada que estás en la red. No sólo por tu página web, sino por tu club de fans, activo y bien presente. ¿Qué les dirías a estos fans que te siguen (seguimos) desde hace ya bastantes años?
Les estoy muy agradecida. Son estupenddos, muy respetuosos y encima se enteran de todo antes que yo. Ja, ja, ja.

  1. Parece una constante de tu carrera el enfrentarte a retos, variar lo más posible tus papeles para no encasillarte. ¿Cuánto hay de lucha hay en tu carrera contra ese posible encasillamiento por parte del público?
Tengo la sensación de que no estoy encasillada, porque por suerte trabajo haciendo diversos personajes en los tres medios.

  1. ¿En qué proyectos has estado involucrada últimamente o tienes previstos? ¿Cómo ves tu futuro como actriz?


Capitalismo. Hazles reír solo se hace tres semanas en el Price y con Yerma seguiremos hasta marzo de 2014. Constante, tranquilo, afianzado y disfrutando de cada papel y de cada experiencia

  1. Siempre que leo entrevistas de actores me quedo con ganas de saber qué pruebas de cásting no superaste, o que trabajos no pudiste hacer por incompatibilidad con otros. Aprovecha para desvelarnos algo...
Aprendes a convivir con ello. Me presenté a las pruebas de Hispania y al final eligieron a Natalie Poza, y ahora somos compañeras de obra en Capitalismo y de camerino y la quiero mucho… Tengo grandes amigas en la profesión que me “quitan” papeles y otras veces me los llevo yo, pero nos queremos y nos respetamos. Somos más solidarios y generosos de lo que la gente piensa, muchas veces.

  1. Si se ha quedado algo en el tintero, ¡dispara!
Acabo de participar en la película de Juan Cavestany Gente en sitios que ha ido a Toronto…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada