jueves, 5 de junio de 2014

Niños y adolescentes del cine español (en una única película). Años 50, 60, 70 y 80.



Que los niños y adolescentes han sido importantes en el cine español es algo que, con los años y las décadas se mantiene. Si bien el concepto de niño prodigio es difícil que se repita en el siglo XXI, niños y adolescentes siguen presentes en el cine español. Y más todavía los jóvenes, que son los que llenan las salas, como muestran películas como Tres metros sobre el cielo (Fernando González Molina, 2010), Tengo ganas de ti (Fernando González Molina, 2012) u Ocho apellidos vascos (Emilio Martínez Lázaro, 2014).

Pero en este entrada vamos a centrarnos en actores niños y adolescentes (o postadolescentes) que, según IMBD, no volvieron a participar en ninguna película. Desgraciadamente, en ningún caso podremos responder a aquello de: ¿Qué fue de los sobrinos de La tía Tula? ¿Qué fue de los niños huérfanos de Sor Citroen? ¿Qué fue de La prima Angélica?, ¿Qué fue del niño de Demonios en el jardín?, ¿Qué fue de los hijos de Los santos inocentes?, etc. Si alguien tiene alguna información viable del presente o de cómo continuó la vida de los actores y actrices niños y adolescentes que aquí se mencionan, se agradecen los comentarios.

Dejamos fuera a películas con muchos niños, pero que repitieron, al menos en una ocasión, como gran parte de la chiquillería de La gran familia (Ricardo Palacios, 1962), que volvieron a figurar, en algunos casos, en La familia y... uno más (Ricardo Palacios, 1965) o La familia, bien, gracias (Pedro Masó, 1979), o incluso en el cierre televisivo de la tetralogía La familia... 30 años después (Pedro Masó, 1999). Son los nombres de Alfredo Garrido, Chonette Laurent, Mircha Carven, Conchita Rodríguez del Valle, Oscar Lowy, Carmen García, María Jesús Balenciaga, etc. En el caso de los gemelos de la primera película: Francisco Martínez Ligero (Julio César), Mauel Martínez Ligero (Octavio Augusto) fue su única película.

 
 
Lo mismo a los protagonistas de Adiós,cigüeña, adiós (Manuel Summers, 1971), como María Isabel Álvarez, Francisco Villa, Joaquín Goma, María Rosa Torrico o Alicia Peramó, que participaron también en la continuación, El niño es nuestro (Manuel Summers, 1973).

 
 
 
 


Los chicos (Marco Ferreri, 1959)

 
  
Película centrada en adolescentes y que en muchos de los casos, sus actores no volvieron a figurar en otras películas como Joaquín Cascales Zarco (El Negro), Alberto Jiménez (Carlos) o José Sierra (Andrés). No en el caso de José Luis García (El Chispa en la película), que anteriormente había participado en Hay un camino a la derecha (Francisco Rovira Beleta, 1953) y, sobre todo, en el caso de la actriz Ana María Vidal.

 
 
La tía Tula (Miguel Picazo, 1964)


Los sobrinos que tiene que cuidar la tía Tula en la película (Aurora Bautista) fueron actores de poco recorrido: Tulita, es decir, Mari Loli Cobo (o Cobos) apareció en otras dos películas: La banda de los ocho (Tulio Demicheli, 1962) y Del rosa al amarillo (Manuel Summers, 1963). En el caso de Ramirín, Carlos Sánchez Jiménez, fue su única película.

 
 
Sor Citroen (Pedro Lazaga, 1967)

Los niños huérfanos que cuidaba Sor Citroen (Gracita Morales) y que eran separados, pasando el niño a ser cuidado por el Padre Jerónimo (Juanjo Menéndez) no tuvieron grandes carreras. En el caso de la niña Luisi, Ana Isabel Joglar sí participó en Abuelo made in Spain (Pedro Lazaga, 1969). Fue recuperada en Cine de barrio, y aquí la vemos bailar al son de la canción Sor Citroen de La Rata de Antequera, como ya mencionamos aquí.

 
 
 

En el caso del niño de la película, Fernando Baños Martínez, Nando, fue su única actuación en una película.

El espíritu de la colmena (Víctor Erice, 1973)


Los ojos de Ana Torrent se vieron acompañados de otra mirada y personalidad enigmática en este tótem del cine español, la de Isabel Tellería. Con su personaje de Isabel en la película fue un buen apoyo para que Ana Torrent se luciera en su interpretación y así ha quedado esta actriz en el cine español, con su único papel, como una de esas niñas no tan buenas del cine español.


 


En esta imagen se la ve junto al equipo de la película, cuando fue proyectada de nuevo en el Festival de cine de San Sebastián en 2003, donde ganó el Festival treinta años antes.

 

La prima Angélica (Carlos Saura, 1974)

Seguramente una de las lolitas más ingenuas, encantadoras y luminosas del cine español, la de este personaje, único papel como actriz de María Clara Fernández de Loaysa, la prima Angélica que fascinaba al personaje de José Luis López Vázquez, y que de adulta, encarnaba la siempre enigmática y discreta Lina Canalejas.

 
 

En este caso sí se puede saber qué fue de ella, ya que asistió al homenaje a La prima Angélica, como película de oro de la edición del Festival de cine español de Málaga de 2014.

  
¿Quién puede matar a un niño? (Narciso Ibáñez Serrador, 1975)


Película de culto del terror español y de reparto curioso (los protagonistas eran actores extranjeros, Lewis Fiander y Prunella Ransome), lleno de actores infantiles que no volvieron a actuar en una pelícla: Pedro Balandín y JuanAntonio Balandín (ambos, posteriormente técnicos de efectos especiales en el cine español), Lourdes de la Cámara, Roberto Nauta, Javier de la Cámara, Luis Maleas, Adela Blanco. Parece ser que una de las niñas de esta película fue también Cristina Torres, la Desi de Verano azul, siendo su debut en pantalla.

 

La guerra de papá (Antonio Mercero, 1977)



Todos los elogios de la película se los llevó Lolo García, niño prodigio del cine español de finales de los años 70 e inicios de los 80, de corto recorrido (Tobi, Antonio Mercero, 1977; Dos, dos y cinco, Lluís Josep Comerón, 1981; Las fantasías de Cuny, Joaquín Luis Romero Marchent,1984; El pan debajo del brazo, Mariano Ozores, 1984; Computron 22, Giuliano Carnimeo, 1987).

 
 

Mucho menos recordado es el actor que hizo del hermano mayor de Quico, Eugenio Chacón, en el papel de Juan.

 
 
 
Deprisa, deprisa (Carlos Saura, 1981)


Sus actores siguen siendo recordados, como muestra la reciente emisión de la película en Versión española. Aquí ya mencionamos a la, para muchos, estrella femenina más fugaz de la historia del cine español: Berta Socuéllamos, que deslumbró en pantalla como Ángela, y de la que constan pocas entrevistas. Junto a ella, los malogrados José Antonio Valdelomar (Pablo) y JesúsArias (Meca) -en este caso repitió como actor en El bosque animado (José Luis Cuerda, 1987)-. Al parecer, Berta se casó con José María Hervás (Sebas El Peque), que también tuvo un único papel en el cine español. De la otra chica de la pandilla, María del Mar Serrano (María) tampoco constan trabajos posteriores como actriz.

 
 
 
 
Chispita y sus gorilas (Luis María Delgado, 1982)

 
Niña prodigio de la canción de inicios de los 80, una especie de Marisol ochentera y cuya ficha en IMBD es errónea, como se explica aquí. Macarena Delgado, Chispita, cantó sintonías infantiles como la de Belfy y Lillibit y, en cine, protagonizó la película Chispita y sus gorilas, junto a Miguel Joven y Miguel Ángel Valero, Tito y Piraña en Verano azul.


En el año 1996 apareció en el programa Qué pasó con (Canal Sur), donde se presentaba su entonces presente: cajera en un supermercado que no añoraba para nada la fama como niña prodigio.




Las aventuras de Zipi y Zape (Enrique Guevara, 1982)


Otro intento de cine infantil ochentero y de lo más fallido, pues esta película tiene la fama y los números de ser una de las peores películas del cine español: una nota de 3,2 sobre 10 en IMBD (de un total de 65 usuarios).

A pesar de la solvencia de su reparto adulto, lleno de actores catalanes y valencianos muy solventes en otras ocasiones: Joan Monleón, Marta Angelat, Alfred Luchetti, Mary Santpere, Carles Velat o incluso la actriz asociada al cine quinqui Berta Cabré, etc. En el caso de los protagonistas de la película, los Zipi y Zape encarnados por los gemelos Francisco Javier Valtuille y Luis María Valtuille, doblados en la película, y también cantantes en el largometraje, no volvieron a actuar en ninguna otra ocasión.

 
 

Tampoco el otro niño de la película, Marc de Semir en el papel de Oliverio, que también aparece en el cartel repitió como actor.

 
 
 
 
Tal vez por ser una de las peores películas del cine español es más fácil saber qué fue de los niños actores de la película, como aquí se explica (al menos en el año 2010): los gemelos Valtuille son miembros de un dúo musical y Marc de Semir trabaja en las relaciones públicas en el marco universitario.


Demonios en el jardín (Manuel Gutiérrez Aragón, 1982)


Uno de los pocos casos en los que el niño actor del que aquí hablamos aparece en el cartel de su única película como actor. Se trata de Álvaro Sánchez Prieto (Juanito en la película), hijo de Imanol Arias en el película, que estuvo presente en el Festival de San Sebastián de 1982. Al parecer el director escogió a este actor para su papel al ver su cara en laventana y pensar que tenía una imagen idónea para el papel. Ana Belén reconoció en esta entrevista que la espontaneidad para este actor era importante, para no perder su frescura.

 
 

¡¡A tope!! (Tito Fernández, 1984)

Una de las películas más extrañas de la historia del cine español, no tanto por el tema (integrar a grupos musicales populares de la época -Objetivo Birmania, Alaska y Dinarama, Loquillo y los Trogloditas, Nacha Pop, Derribos Arias, Golpes Bajos, Aviadro Dro, Gabinete Caligari, Vídeo-) sino porque sus protagonistas aparecen únicamente con su nombre, sin constar apellidos, por lo que es difícil indagar qué fue los actores de esta película: Natalen (Raquel en la película), Alberto (Juanjo), Pepita (Marta), Vicente (Rubén), Pilar (Ana), Regina (Cristina), Álvaro (Aitor), Ana (Maika), Leticia (Susi), Eduardo (Nacho). Queda la duda de si alguno de ellos siguió actuando, con su nombre o bien otro. Se salva Cristina Torres, la Desi de Verano azul, que también participó en esta película.

 

Los santos inocentes (Mario Camus, 1984)

 
Al igual que en Demonios en el jardín, los niños y adolescentes de la película aparecen en el cartel, no figurando otros papeles en cine (o televisión) de ellos: Juan Sánchez (Quirce), Belén Ballesteros (Nieves) -la única de la que constaban informaciones más actuales-y Susana Sánchez (Charito, la niña chica).

 

El periódico El Mundo ha tenido la buena idea de juntar a Terele Pávez (Régula en la película) con sus dos hijas en Los santos inocentes, e incluir informaciones también del presente de su hijo. El resultado, aquí.

Tasio (Montxo Armendáriz, 1984)

El Tasio adulto de la película de Montxo Armendáriz, el actor vasco Patxi Bisquert sí continuó trabajando como actor, no así el Tasio adolescente, Isidro José Solano ni el Tasio niño, Garikoitz Mendigutxia.

 
 

El bosque animado (José Luis Cuerda, 1987)

 
De los tres niños de la película, José Esteban Jr. (Fulco, compañero de Malvís -Alfredo Landa- como aprendiz de bandido), Laura Entrambasaguas/Laura Cisneros (Pilara) y Óscar Domínguez (Javier) fueron estos dos últimos los que no repitieron en cine. José Esteban Jr., en la actualidad José Esteban Alenda, (hijo del productor José Esteban) repitió como actor en Los ángeles (Jacob Berger, 1990) y en la actualidad es productor y director de cortometrajes.

 
 
El niño de la luna (Agustí Villaronga, 1989)


Uno de esos niños enigmáticos del cine de Agustí Villaronga (como los de Tras el cristal -1986-, El mar -2000- o Pa negre -2010-), el David encarnado por el actor Enrique Saldaña, del que tampoco constan otras actuaciones, a pesar de destacarse de su actuación el magnetismo de sus ojos, algo así como Ana Torrent en niño...

 


2 comentarios:

  1. Curradísima y apasionante entrada.

    Amebaboy.

    ResponderEliminar
  2. La ficha de Chispita en la IMDb ha sido debidamente corregida y limpiada. Lo curioso es que la otra Macarena, la de "Vacaciones en el mar" ni siquiera se llama igual, sino Macarena Gandarillas. La IMDb es el desastre padre.

    ResponderEliminar