miércoles, 26 de junio de 2013

Entrevista a la actriz Rosa Campillo




  1. ¿De dónde sale tu interés por el mundo del espectáculo? ¿Había referentes en tu familia? ¿Cómo y cuándo se produjo el salto de tu Barcelona natal a Madrid?
De pequeña no lo tenía claro, cada semana quería ser una cosa distinta: paracaidista, futbolista, médico, esteticista, bruja, santa… Con el tiempo me di cuenta de que esta diversidad de oficios y estados de ánimo, solo me los podía dar la interpretación. No tenía ese vínculo familiar que tienen otros compañeros y no sabía cómo alcanzar ese mundo. Me hice unas fotos y me presenté en una agencia de modelos. Trabajé bastante, spots de televisión, vallas publicitarias, revistas, catálogos e incluso hice algo de pasarela, y pequeñas intervenciones en programas de TV3.
Por motivos personales en  1987 empecé a viajar a Madrid, me atrapó su encanto caótico y fantaseaba con poder abarcar un mercado más amplio, no solo el catalanohablante, que me viera y escuchara más gente y en 1989 me instalé definitivamente.

  1. Si los datos no me fallan, tu debut fue en catalán, en el año 1988, en el programa musical de TV3 Oh Bongònia de Miguel Calçada Mikimoto. ¿Qué recuerdas de este trabajo?
Tengo que rectificarte porque primero rodamos Brigada Central y después trabajé en Oh Bongònia!
Recuerdo que era divertidísimo, con todo el equipo me llevé maravillosamente y, lo más importante, fue como hacer la mili aprendí muchísimo. En ese momento no había estudiado interpretación, era solo una niña descarada y monilla.
En el cásting me dieron un texto larguísimo que me tenía que aprender allí, delante de todas las demás chicas, y yo no estaba acostumbrada a memorizar. Cuando me tocó entrar pregunté qué buscaban y si importaba el texto, me dijeron que el texto era secundario, lo que querían era ver el desparpajo delante de la cámara, entonces, con todo el morro y a sabiendas de que no me sabía el texto, lo rompí  y empecé a enrollarme, contar chistes, entrevistar al director… bueno, y me salió bien.

  1. Tu primer papel como actriz en una serie se produjo en 1989 en varios capítulos de Brigada central, en el papel de Susi. ¿Cómo llegaste a este papel? ¿Te situó de alguna manera como actriz o los papeles no llegaron hasta entrada la década de los noventa?
Un amigo, me consiguió una entrevista con Pedro Masó, por aquel entonces no existía, a efectos prácticos el director de casting, hablabas con el ayudante de dirección o incluso con el director. Masó me pidió que expresara estados de ánimo que me iba dictando y después me preguntó si me atrevía a hacer el papel y le contesté que yo sí, que el que no se atrevía a contratarme era él. Era un hombre… especial, creo que le piqué.

  1. Entre 1991 y 1992 volviste a trabajar como presentadora de un programa musical, en este caso Los cuarenta principales (Canal +). ¿Pensaste seguir más bien presentando que actuando entonces?

Me consideraba actriz, una actriz que hace de presentadora, de hecho, en esa época me matriculé en Cristina Rota.


  1. Seguiste con papeles episódicos en televisión en el año 1994 como los de Colegio Mayor, Todos los hombres sois iguales, así como en la película Amor propio (Mario Camus). ¿Estabas esperando en esa época que llegaran papeles de mayor envergadura o estabas satisfecha con lo que hacías entonces?
Entonces y ahora también, siempre esperas buenos papeles, que te supongan retos. Es difícil estar satisfecha cuando no tienes una continuidad de trabajo, en muchas ocasiones me planteé hacer las maletas y volver a Barcelona.

  1. En el año 1995 formaste parte de una película de gran éxito, como El Día de la bestia (Álex de La Iglesia), en el papel de locutora del teledario. ¿Qué recuerdas de esta película que tanta repercursión tuvo?
Fue una sola sesión y estaba tan nerviosa por trabajar con Alex de la Iglesia que no me salían las palabras. ¡Era el director de Acción Mutante, una de mis pelis favoritas! Cómo me gustaría repetir…

  1. El año 1996 fue el año en el que gran parte del público te conoció, pues coincidieron en el tiempo el estreno de Tesis (Alejandro Amenábar) [3 de agosto] con el estreno de la serie El Súper [6 de septiembre]. ¿Te perjudicó o no le diste importancia a lo diferentes que eran los productos y los papeles?
Trabajando en una serie de televisión un ayudante de dirección me dijo que contaría conmigo en su primera película. Cuando se materializó el proyecto se lo recordé y me contestó que cómo iba a trabajar conmigo en el cine siendo yo una actriz de culebrón. Afortunadamente, ya no es tan común esta opinión. Creo que uno interpreta con mayor o menor fortuna y luego está la técnica en cada uno de los medios: teatro, cine, series, telenovelas, musicales, etc.

  1. Tu Yolanda de Tesis ha sido, seguramente, tu papel de mayor envergadura en una película. ¿Cómo llegaste a este papel? ¿Qué recuerdas de él? 
 
 
Estaba invitada en el festival de cine de comedia de Peñíscola donde dos años antes presentamos a concurso la película Una chica entre un millón de Álvaro Sáenz de Heredia, y un director de cortos que se presentaba a concurso me dijo que había leído un guión estupendo y que el productor era José Luis Cuerda (que estaba también en el festival). Me presenté y le pedí que me incluyera en el cásting, dijo que la decisión era del director y me consiguió una entrevista con Alejandro Amenabar. Posteriormente también trabajé en la serie de televisión Makinavaja que dirigía Cuerda. Era un festival con un ambiente estupendo al que fui en varias ocasiones y al que tengo mucho que agradecer.

  1. Gracias a El Súper entrabas en la casa de los telespectadores cada tarde y así se mantuvo, pues, si no me equivoco, estuviste en todas las temporadas de la serie. ¿En algún momento pensaste en abandonar o querías ser fiel a tu Berta temporada tras temporada?
 

El Súper fue un trabajo muy intenso, prácticamente no teníamos vida privada, éramos como una gran familia. Me codeé con actores estupendos a los que yo admiraba y me sentí muy afortunada de tener un trabajo continuo durante casi tres años. Por mí haría una secuela. Je je...

  1. Después de El Súper (1996-1999) pasaste a otra serie diaria, en este caso pensada para adolescentes en horario de mediodía, como fue tu papel de Clara es Nada es para siempre (2000-2002). ¿Qué diferencias notaste respecto a El Súper al participar en una serie diaria que ya estaba asentada en el público y cuyo reparto ya llevaba en sus papeles más tiempo?

Nada es para siempre se grababa en  Coruña, iba cada semana y hacía todas mis secuencias  en un día, era agotador, pero sin duda volvería a hacerlo. Para mí no tuvo la repercusión de El Súper quizás por la hora o el público al que iba dirigido. Pero recuerdo la serie con mucho cariño y me encantó trabajar en ella.

  1. Tus últimos papeles en cine o televisión, según IMBD son los personajes episódicos de Aquí no hay quien viva (2004) y Hospital central (2005). ¿Por qué después de papeles de cierta envergadura se cierra -por ahora- tu carrera en televisión con papeles breves?
Bueno, por motivos personales, digamos que dejé de lado el mundo de la imagen. Por otra parte, sigo en el mundo artístico aunque no esté expuesta físicamente al público. Y ahora supongo que volver está siendo más complicado de lo que yo esperaba.

  1. Para gran parte del público estabas más o menos desaparecida, pero se ve que sigues muy activa detrás de las cámaras, como en tu muy valorada labor de actriz de doblaje de los últimos años. Constan doblajes tuyos desde el año 2002, cocindiendo con tu menor actividad delante de las cámaras. ¿Tomaste el doblaje como alternativa falta de papeles como actriz o no tiene nada que ver?
Después de El Súper estudié doblaje con Salvador Arias, era algo que desde siempre me había fascinado, pero me parecía muy difícil. Y para mi es absolutamente complementario.

  1. El público le tiene especial cariño a tus labor como actriz de doblaje de series de animación como Transformers: Prime o One piece. Supongo que tendrás cariño a algún trabajo de doblaje en especial. ¿Cuál de ellos?


Uf, ¡qué difícil! Le tengo mucho cariño a mis dos chicas, pero Nico Robin fue la primera y tengo debilidad por ella, espero que podamos doblar más capítulos en castellano. One Piece es una serie de anime súperpotente en Japón y en España tiene seguidores muy fieles. Actualmente estoy doblando a Arcee la moto deTransformers Prime, me encanta y estar en el atril me pone un montón.

  1. Una labor tal vez menos conocida es la de coordinadora de relatos de Quick Radio. ¿En qué consiste esta labor?

Colaboro en Quick Radio narrando relatos y ahora que lo mencionas tendré que grabar algunos más, que lo tengo un poco abandonado. Jeje...
  
  1. Tomo esta opinión de internet, que también es la mía: parece que, ni delante de la cámara ni detrás de ella como actriz de doblaje, hayas conseguido la notoriedad que te mereces, tanto por el público como por la crítica. ¿Es algo planeado (no te interesa seguir el ritmo de una serie diaria o ser una actriz más conocida) o más bien forzado (escasez de papeles)?
Hay que tener en cuenta que los medios de difusión de ahora son más potentes que cuando yo estaba en “activo” y todo tiene más repercusión. No busco la notoriedad aunque a todos nos gusta el reconocimiento a nuestro trabajo, mi deseo es poder seguiren esta profesión, quizás voluntariamente me alejé, pero ahora estoy preparada para lo que me echen, con ilusión y muchas ganas de hacer cosas nuevas.

  1. De tu carrera me llama también la atención la escasez de papeles que has hecho en catalán o en producciones realizadas en Cataluña. ¿Actrices como tú, que vivís en Madrid pero que sois bilingües castellano-catalán, no contáis para esos productos?
Desde que me marché de Barcelona no he vuelto a trabajar allí, pero si me sale algo no tengo ningún problema en trabajar en catalán. De hecho, desde Madrid y como locutora trabajo un montón en catalán (campañas de publicidad, spots, cuñas de radio, megafonías, etc.).

  1. Ya que sabes lo que es trabajar en una serie diaria, ¿te han llegado ofertas de series de televisión que has rechazado? ¿Cuáles?
Alguno ha habido, pero si me lo permites, prefiero no hablar de lo que no he hecho. Ojalá pudiera rechazar muchos trabajos, eso sería que me ofrecen muchas cosas. Esto no es Hollywood ni yo me considero una estrella.

  1. ¿En qué proyectos has estado involucrado últimamente? ¿Cómo ves tu futuro como actriz?
Mi futuro como actriz lo veo, lo veo… Recogiendo el Goya a la mejor abuelita… Jajaja.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada