miércoles, 27 de abril de 2016

Muñecos españoles con nombre y apellidos. Segunda parte.




Hay pocas referencias de estos muñecos de goma referidos a la serie Verano azul (1981-1982). Parece que no existieron de toda la pandilla, sino únicamente de estos tres personajes: Chanquete, Tito y Piraña. Es decir, Antonio Ferrandis (1921-2000), Miguel Joven (1973) y Miguel Ángel Valero (1970).

 
 
Seguramente llame la atención el nombre de la persona que ha dado lugar a más número de muñecos de los que estamos tratando: Mari Carmen y sus muñecos. Es decir, de la ventrílocua María del Carmen Martínez-Villaseñor Barrasa (1943). La más recordada es Doña Rogelia, la viejecilla natural de Orejilla del Sordete. Pero también fueron populares el socarrón pato Nícol, la deslenguada niña Daisy y el amanerado león Rodolfo. La marca Vicma fabricó muñecos de cada uno de estos personajes, para que los niños hicieran sus pinitos como ventrílocuos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Posterior es la muñeca de la marca Famosa que (se supone que) representaba a la propia Mari Carmen, en compañía de su muñeco Doña Rogelia. Como puede verse en la caja de la muñeca, incluía frases en inglés y francés, por lo que se supone que se vendía en otros países...

 
 
 
 
 

Otro ventrílocuo rivalizó, por decirlo de alguna manera, con Mari Carmen y sus muñecos en cuanto a éxito de público y a ediciones de muñecos. Se trata de José Luis Moreno (1947), cuyos muñecos estrella eran el paleto Macario, el desvergonzado cuervo Rockefeller y el descarado niño Monchito.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
A mediados de los años 80 los humoristas Gallego & Rey crearon Los Monclis (por el Palacio de la Moncloa), personajes basados en los políticos de la época, de los cuales se vendieron unos muñecos de PVC.

 
 
Dejamos fuera estos muñecos, pues no nos encargamos de políticos, pero sí mencionamos la serie de muñecos Los Folklys, derivados de los Monclis, de personajes populares en ese momento. Fueron estos: Miguel Bosé (1956), Lola Flores (1923-1995), Olvido Gara Alaska (1963), Julio Iglesias (1943), Rocío Jurado (1946-2006), Sara Montiel (1928-2013). 

 
 
 
 
 
 
 
Tal vez la estrella de las muñecas de esta entrada sea la Muñeca Marín de Lola Flores (1923-1995). De la fábrica de muñecas de Chiclana (Cádiz) salió esta muñeca que la misma Lola Flores, como aquí se explica,  supervisó: ella pidió que fuera representada con un traje de flecos y dio el visto bueno al resultado final. Existen -al menos- cuatro modelos: rojo, turquesa, blanco, amarillo. Data del año 1986 y entonces se vendía a 3800 pesetas (22,83 euros).

 
 
 
 
 
 
 
Vimos en la entrada anterior que en la década de los años 70 se crearon muñecos relativos al personaje de Don Cicuta, así como a las azafatas del Un, dos, tres... responda otra vez. Los personajes de carne y hueso que se llevaron la fama en la década de los años 80 en ese programa fueron el Dúo Sacapuntas, que participaron en la sexta etapa del programa (1987-1988). Así, salieron al mercado muñecos de El Linterna y El Pulga, es decir, Manuel Sarriá (1950) y Juan Rosa (1951-2002).

 
 

Vimos en su momento los numerosos productos que se editaron relacionados con la etapa del programa de televisión Barrio Sésamo protagonizada por Espinete y Don Pimpón, es decir, los actores Chelo Vivares y Alfonso Vallejo. Ellos daban la cara, pero estaban tapados por trajes. No ocurría así con el siguiente trabajo en un programa infantil del actor Alfonso Vallejo, en el programa Los mundos de Yupi (1988-1991) daba vida a Astrako, que si bien llevaba un traje, no llevaba máscara, por lo que se podía reconocer en él a esta actor; no así con Yupi, traje bajo el que estaba cubierta la actriz Consuelo Molina. Del personaje de Astrako se vendieron algunas figuras de plástico. 

 
  
Una de las estrellas del programa de humor de las sobremesas de Televisión Española a inicios de los años 90 No te rías que es peor (1990-1995) era El Señor Barragán, personaje encarnado por el actor José María Rubio Barragán (1946), del cual salieron al mercado unas figuritas de PVC con una de sus populares coletillas: Chi cheñó.

 
Otro personaje nacido de un programa de humor y de gran popularidad en los años 90 fue Chiquito de la Calzada, es decir, Gregorio Esteban Sánchez Fernández (1932). Con su peculiar manera de contar chistes y su manera de emplear el lenguaje se hizo popular entre todo tipo de público, que puedo adquirir en su momento muñecos con su cara que, al parecer, tenían la función de hucha.



Seguiremos en la entrada siguiente con los muñecos del siglo XXI.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario