domingo, 26 de mayo de 2013

Virjïnia Glück, la diéresis del pop (por Amebaboy)



En 1996, en las revistas semanales que regalan con los periódicos, empezamos a tener noticias de una chica pelirroja, frágil y seductora. Se hace llamar Virjïnia Glück. A la hora de presentarse al mundo, sustituye la “g” virginal con que la bautizaron por una "j" que  homenaje a la poesía de Juan Ramón Jiménez. La diéresis añadida a dicha letra logra que la suma de todos los puntos de su nombre dé como resultado el número 7. La magia penetra en la vida cotidiana, la extrañeza deja su huella en la realidad.
El disco Entre ánimasnos deja consternados, estupefactos. Una voz agudísima, operística, subraya el misterio de once melodías sugerentes que reflejan los cambios de ritmo y estados de ánimo que vibran en una joven desafiante e inquieta.Su padre, Jesús Glück, director de orquesta y ex-teclista del grupo Los Bravos, encabeza la Orquesta Filarmónica de Praga al servicio de un pop romántico, esotérico, estirado en la ruptura de géneros que guían unpiano punzante y los violines ebrios e hirientes. Kate Bush, Björk, Tori Amos y Myléne Farmer están ahí, pero en España nunca había pasado nada como esto. Nadie se había atrevido. 

 
Virjïnia denomina“histerias” a sus composiciones, publicadas sin restricciones por el sello discográfico Chrysalis (EMI-Odeon S.A.). Con el apoyo de Teo Cardalda, líder del grupo Cómplices, en la producción y en algunas guitarras, la madrileña nacida el 15 de septiembre de 1973 (según nuestros cálculos) se encarga de la música y la letra de todas sus canciones. El primer single, el homónimo “Entre ánimas”, va acompañado de un vídeo-clip tan brillante como arriesgado en su apuesta por recordar al mítico “Wuthering heights” (1978) de Kate Bush. Su valentía impacta a unos pocos y, al mismo tiempo, marca tristemente la dura historia de incomprensión y burlas a la que se ha visto sometida nuestra artista desde entonces.  
 

Su segundo single, el delicado “Si tú quieres”, muestra una estética minimalista, con clara influencia de la pintura y la iconografía orientales. Una vez más, su emisión resultó tan extraña y adelantada para la época que tan sólo podía llevar a dos extremos: la pasión desbordada de un pequeño pero fiel grupo de fans (tan tercos que perduran hasta hoy) y el escarnio de la mayoría.    
 En 2000, casi inesperadamente, sale el disco Una habitación propia(el guiño es ahora para la escritora Virgina Woolf, tan parecida fonética y espiritualmente). Sus fans, constantes, se hacen eco de la noticia en un foro privado en Yahoo donde comparten sus impresiones y su amor por la cantante. Ninguno había olvidado a Virginia, que recupera la "g" de su nombre en consonancia con su intento de ofrecer una música más accesible y menos barroca, más esencial y menos estridente. El giro electrónico no merma sus señas de identidad, que continúan basándose en la sensibilidad, la sensualidad y la imaginación. No obstante, el acercamiento a la cotidianidaden sus letras convierte lo que antes era abstracto y etéreo en algo más concreto y terrenal.
Chrysalis vuelve a publicar las canciones de Virginia, si bien la producción de Carlos Jean y Arturo Soriano se deja notar en la sonoridad electrónica de los ritmos y los bajos. El primer single de este álbum es “Si te vas”, en cuyo vídeo-clip se puede apreciar el cambio de look de la cantante: pelo rubio y corto, ropa moderna y actitud más casual para despojarse de todo y quizá lograr mayor aceptación.
El simbólico “Acto de Contrición” es el segundo single, defendido con arrojo en televisión con motivo del XXXIII Festival de Benidorm.
Especialmente entrañable resulta “Aurora”, interpretado en “Música en Familia” en compañía de su padre, por entonces director de la orquesta del programa. La canción, originalísima y a la par muy española, es una de las cimas de su discografía.
 
Pasa el tiempo. Tras dos discos de escasa repercusión y ya descatalogados,se rumorea que Virginia ha dejado la música. Nos preguntamos si habrá retomado la danza clásica que estudió de niña. De hecho, su carrera artística empezó con el ballet que aprendió en las escuelas de Víctor Ullate y Carmen Roche. Además, en su adolescencia participó en el XV Concurso Internacional de Jóvenes Bailarines de Lausana (Suiza)e ingresó en el Ballet de la Ópera de París junto a Maria Luisa Martínez.
 
Sabemos, por las becas que Wikipedia constata que obtuvo, que al menos ha vivido en Bruselas, Copenhague y Londres. Sin embargo, puede afirmarse que sus fans ignoran completamentedónde vive desde 1996. Por suerte, la vemos aparecer como actriz ocasional e invitada en la serie de Antena 3 Esencia de poder (2001) y en la película de Juan José Porto El floridopensil (2002).



 En 2004, gracias a El viaje a ninguna parte de Enrique Bunbury, nos sorprende con una colaboración coral en las canciones "Que no sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha" y "Carmen Jones". La voz de Virginia sigue en buena forma: misteriosa e histriónica, llena de matices, deliciosa. Perseveran los rumores y esperanzas de un nuevo disco hasta que en 2008, tras un inquietante período de silencio, Virjïnia recupera su “j” e irrumpe en Internet por medio de su página oficial en Myspace. Al tiempo que publica, por primera vez, sus pinturas (de atmósfera tan afín a su hipnótico primer disco como a la estética soñadora de Tim Burton), nos regala cuatro canciones que reavivan nuestra curiosidad por ella.
Sin discográfica aún, en 2009 cuelga en esta página nuevas fotografías y pinturas, así comodos cancionesque confirman que su búsqueda la ha conducido por un camino completamente personal y pleno. Más madura y ecléctica que nunca, su música adquiere una dimensión teatral y cabaretera sin perder ni un ápice de intimismo. En Youtube podemos encontrar “El gato panzón”, uno de los temas más emblemáticos de esta etapa, encajando como un guante en un vídeo de la francesa Myléne Farmer.
Entre el 15 de septiembre (el día de su cumpleaños) y el 5 de octubre de 2010, en la Galería E8 de Madrid, inaugura una exposicion de sus pinturas y esculturas con el atractivo título de Promontorium somnii.  
Su arte hace que la sintamos cada vez más lejos y más cerca. Su talento en otras disciplinas no impide que sigamos soñando con verla en un escenario irreal, irreverente, mágico, con registros nuevos y canciones imprevistas. Nuestro sueño se hace realidad con su primer concierto, emitidoel 4 de marzo de 2012 en el programa “Únicos” de Antena 3 y grabado el 30 de enero del mismo año. En él, la Glück nos da 33 minutos y 12 segundos de música pura en su máximo esplendor. “El nuevo disco” está constituido porlas inéditas “Luna, luna”, “Gente”, “Flores amarillas, cucarachas y polillas”, “La balada triste de Johnny Rocket Jr. y su guitarra”, “Con mirada de fantasma” y “Tocada y hundida”,complementadas a la perfección con la revisión de “Pai-Pai” (de Entre ánimas) y “Fría” (rescatado de Myspace).
La influencia de Tom Waits corona la progresión de una artista que no ha parado de crecer. Podemos poner el título que queramos a este “nuevo álbum”. La actuación entera es maravillosa, pero aceptemos como muestra el simpático botón que se asoma de “Floresamarillas, cucharachas y polillas” o Con mirada de fantasma.
 Es difícil que la historia de la música haga justicia a Virjïnia Glück. Nos ha dado mucho, prácticamente sin pedir nada a cambio. Quizá hubiera tenido más aceptación en otro país. Quizá tengamos que aguardar al futuro para que la crítica y los oyentes la sitúen en el alto lugar que merece. En cualquier caso, esperamos verla pronto.


3 comentarios:

  1. Enhorabuena por tu post sobre Virjinia. Estoy preparando uno y buscando información he llegado a este artículo, uno de los mejores que he leído. Es completísimo y solo te ha faltado (por ser posterior al artículo) el último concierto en antena 3 "en clave de noche" Yo también soy un gran admirador de Virjinia, no me explico que no haya tenido más éxito. Te mencionaré en mi post cuando lo escriba :)
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi me ha parecido una cantante pedante, que intenta abarcar demasiadas cosas a la vez y el resultado es un tanto patético. Creo que tiene un ego desbordado; que no sabe por donde salir y se le ve el plumero.El arte no es algo tan rebuscado ni pretencioso .Intenta ser original y diferente y raya el ridículo. La originalidad es otra cosa que por lo visto ella desconoce.

    ResponderEliminar
  3. Anonimo del 20 de Septiembre, se nota que careces de sensibilidad artistica... y humana. Cierra el pico y sigue comprando discos de los "Jonasbrothers"

    ResponderEliminar