martes, 21 de mayo de 2013

Entrevista a la actriz y presentadora Miriam Díaz-Aroca


  1. ¿Hay antecedentes artísticos en tu familia? ¿Cuándo y cómo decidiste dedicarte al espectáculo? Aunque naciste en Madrid, ¿cómo fue el cambio del Santander en el que creciste a Madrid?
Siempre pensé que era la primera actriz de mi familia… pero indagando, mi tía Margarita Díaz hizo sus pinitos en teatro con el mítico Ángel picazo, y rastreando en el tiempo descubrí una tía bisabuela, Aurelia, que por lo visto era algo así como vedette. Siempre he sentido la llamada de los escenarios, el mundo de la creatividad, de la imaginación, de la fantasía, ¡la interpretación! Lo llevo en mi ADN. Salté de Santander a Madrid , por amor, y trabajo, ¡un gran cambio! Montaña y mar por asfalto, ¡pero tengo familia en Madrid y eso ayuda mucho!

  1. Si no me equivoco, lo primero que hemos visto de ti ha sido tu actuación en la sección La Juventud baila dentro del programa Aplauso en 1979. ¿Qué recuerdas de esta experiencia?

¡Fue un sueño cumplido! Apasionada por el baile, soñaba con participar en ese concurso, y el medio televisivo era mi debilidad, imagina la fascinación y la ilusión de esa vivencia.

  1. Tu debut se produjo en Televisión Española de la mano de Jesús Hermida, en la sección de El bote de don Basilio, junto a Javier Basilio, en su programa Por la mañana (1987). ¿Cómo llegaste a este programa? ¿Qué recuerdas de este debut?
Pues nunca esperé ser seleccionada, la competencia de chicas era muy grande, quizás mi falta de expectativas me ayudo a hacer la prueba con serenidad y espíritu de juego. Fue mi querida abuela-secretaria Maria, quien me dio la noticia. ¡Cuánta alegría! Y qué gran escuela la del directo en televisión, éramos un equipo alevín lleno de entusiasmo y potencia. Hubo tormentas y celebraciones. Aprendí muchísimo, en lo humano y en lo profesional.

4.      Gracias a Cajón Desastre (1988-1991) te convertiste en un mito de los niños y adolescentes que veíamos la tele los sábados por la mañana en esos años. ¿Sólo presentabas o bien aportabas ideas, sugerías contenidos, etc.?
 


Cajón Desastre fue mi paraíso mi parque de atracciones, un disfrute absoluto, una fabrica de sueños… ¡Gracias, Rafa Herrero! Qué grande su director. ¡Todos aportábamos, recibían mis locas propuestas y se hacían! Nunca se ha hecho un programa infantil tan completo, divertido, enriquecedor, sano y vanguardista. ¡Fuimos los mejores!



5.      Coincidiendo con esta etapa, publicaste un disco bajo el nombre Chicos. ¿Cómo llegó esta propuesta? ¿Lo tenías claro? ¿Te ofrecieron continuar publicando discos (para el público infantil o adulto)?
 

¡Otro sueño hecho realidad!! Con el fragor y el éxito de Cajón Desastre me embarqué en la aventura discográfica que busqué y contagié entusiasmos para su logro. Sólo hice uno… ¡pero qué gira más maravillosa hicimos! Pablo Pinilla fue el magico productor que entendió mi mundo fantástico y lo tradujo en letras de canciones perfectas para mí. ¡Qué banda de músicos más pluscuamperfectos! ¡Inolvidable! ¡Gracias a todos los implicados!

6.      Pasas a continuación a presentar el Un, dos, tres, responda otra vez (1991-1993) junto a Jordi Estadella. ¿Cómo recibiste la propuesta de Chicho Ibáñez Serrador? ¿Cómo afrontaste la responsabilidad de que el público no te comparara con Mayra Gómez Kemp? 

Nunca me afectó ese intento de comparación, es más, no tenía sentido, los presentadores éramos dos, y dos estilos totalmente diferentes. Chicho sabía lo que hacía. El Un, dos, tres fue un regalazo del destino en mi carrera y en mi vida. Hacer todo lo que me gustaba, ¡pero para el gran público! Cantar, bailar, comunicar…. ¡jugar! con la calidad, el impacto y el prestigio que siempre tuvo este concurso único.

7.      En estos años se producen los dos papeles en cine con los que gran parte de público te asocia: Tacones lejanos (Pedro Almodóvar, 1991) y Belle Epoque (Fernando Trueba, 1993). ¿Tuviste claro que sólo querías actuar en el cine o que sólo querías seguir presentando programas en la televisión?


¡Entré por la puerta grande del cine español! ¡Gracias, Pedro! ¡Gracias, Fernando! ¡Qué glorioso comienzo! Tenía claro y tengo claro que adoro mi trabajo, en cualquiera de los escenarios y de los medios, y que todo son etapas y oportunidades.

8.      Tal vez te hayas lucido más en cine en tu papel de Estrella, cantante de zarzuela, en Carreteras secundarias (Emilio Martínez Lázaro, 1999). ¿Qué recuerdas de este papel?
Me encanta hacer personajes que distan de mi personalidad, ¡con Estrella aprendí a sentir el mundo de una cantante de lírica!, trabajé mucho para darle credibilidad, es fascinante todo lo que los personajes descubren de uno mismo y te aportan. Trabajar con Emilio [Martínez Lázaro], junto a [Antonio] Resines y Maribel [Verdú]… Otro privilegio.  

9.      ¿Echas de menos más papeles en cine? Por ejemplo, un drama que haga cambiar a parte del público la imagen que tiene de ti (tal vez se te asocia con alguien vital, entusiasta, que transmite buen rollo, etc.).
Ese paso ya lo he dado en teatro con la hermosa historia y bello texto de Juan Carlos Rubio, 100 metros cuadrados. Sara, mi personaje, me regala la oportunidad de vivir mi primer papel dramático junto a la hipermaravilla de Maria Luisa Merlo. Tremendo esfuerzo emocional de las dos, y tremenda la satisfacción de dar vida a estas mujeres. Es de esas funciones mágicas tocadas por la gracia, que no querrías dejar de hacer nunca.

10.  Volviendo a tus trabajos televisivos, tal vez viviste un mal momento cuando se criticó tu contrato en Televisión Española a principios de los años 90, por lo supuestamente desorbitado de tu sueldo, en los años en los que presentabas Noches de gala, Lo mejor de cada casa, No te rías que es peor, Aquí jugamos todos, etc. ¿Cómo viviste ese momento?
Inocente absoluta de esos comentarios. Me enteré de estas opiniones muy a final de mi trabajo con TVE. Cuestiones sindicales y políticas con las que no me relaciono.  

11.  Uno de tus trabajos en televisión más curiosos fue el de la coproducción Wonderland (1997), en el que junto al alemán Michael Sanze presentaste una especie de gala para la televisión alemana desde Santander con actuaciones de Joaquín Cortés, Sarah Brightman o Diana Ross. ¿Qué experiencia más curiosa, no?
¡Una gran sorpresa! Grababan en Santander y buscaron a una presentadora española ligada a esta ciudad y la propuesta me encantó. Hicimos un buen tándem. Fusión de culturas y objetivo común. Cuando se quiere no existen barreras, ni siquiera el idioma.

12.  Tu papel de actriz en series que tuvo mayor duración fue el de La casa de los líos (1996-1999). ¿Te ofrecieron papeles en series con anterioridad? ¿Cuáles?
Había colaborado como personaje invitado en otras series, La casa de los líos fue mi primera casa de ficción para televisión. ¡Qué familia más estupenda formábamos! Arturo y todo el mujerío potente que allí la liábamos.

13.  Eres muy conocida por tus papeles en series como ¡Ala... Dina! (2001-2002) y Mis adorables vecinos (2004-2006). ¿Te plantearon continuar con estas series o bien los datos de audiencia hicieron que se cancelaran ambas series?
Unas veces por cambio de trabajo, otras por decisiones directivas más allá de nuestros deseos… La creatividad, el esfuerzo y el talento supeditados siempre al golpe de látigo de intereses y audiencias… O lo que sea.

14.  En 2006 participaste como concursante en Mira quién baila. ¿Cómo viviste el paso de dejar de presentar un programa y pasar a ser concursante?
Intenso, excitante y multiplicador de emociones. ¡Quiero repetir!

15.  Tu última serie no tuvo éxito y fue retirada de la programación (¡A ver si llego!, 2009). ¿Tienes ganas de volver a actuar en una serie de televisión o no quieres ser tan esclava de trabajos que implican mucha dedicación?
Amo y respeto profundamente mi trabajo, a esta profesión de montaña rusa, de lo trabajo todo, y de repente no trabajo nada, donde pasas -porque sí- de ser visible a ser invisible sin poder hacer nada más que alimentar el equilibrio interno , salvar la autoestima, y seguir pedaleando hasta la próxima oportunidad. Siempre merece la pena. Somos vulnerables y supervivientes.

16.  En los últimos años has protagonizado varias obras teatrales, desde un clásico en el Festival de Teatro Clásico de Mérida (Lisístrata), a una pérfida Cruella de Vil en 101 dálmatas, o en un mano a mano con el dramaturgo Juan Carlos Rubio Voces a escena. ¿Cómo es que no tenías experiencias teatrales hasta el año 2007?
Se llama evolución, cambio de etapas, elegir. La madurez personal y profesional te lleva a querer experimentar y vivir otras maneras. Apostar por nuevos retos. Buscas intensidad y autenticidad. Y viene el teatro, y descubres lo que es ser de verdad actriz, con todo el universo que ello conlleva. Donde siempre ganas, porque siempre te enriqueces, porque no hay trampas, no hay “repetimos”, o cortes de publicidad… O planos que salvan una interpretación mediocre. Aquí, vales o no vales. Es el máster actoral por excelencia.

17.  Tu interés por el teatro te ha llevado a concebir espectáculos como Tan sólo dime una cosa. ¿Cómo te planteas un trabajo como este? ¿Volverás a crear espectáculos teatrales?
La creatividad es mi sangre, concebir una historia desde todos su ángulos es una explosión de adrenalina sin par. Me encamino con respeto a la dirección artística, crear el absoluto de un espectáculo por pequeño que sea es lo máximo. Personajes, vestuario, escenografía, músicas… ¡Y encima si funciona ya es el premio gordo!

18.  Además, también has escrito el argumento del espectáculo Madame noir de Mónica Naranjo. ¿Cómo se produjo ese contacto con Mónica Naranjo? ¿Repetiréis juntas? 
Mónica y yo nos conocíamos con antelación, fue una propuesta de su marido y representante Óscar que me llenó de orgullo y sorpresa. Confiaron en mí para realizar este trabajo y disfruté compartiendo con el equipo todo el proceso de elaboración. Monica multiplica por 1000 todo lo que le das. Ha sido un pedazo de placer. ¡Gracias!

19.  Tu última obra de teatro es Adulterios, bajo la dirección de Verónica Forqué y en un mano a mano con María Barranco.¿Os planteáis un nuevo proyecto juntas?
Siempre que un trabajo funciona quieres perpetuarlo, repetirlo. Adoro la magia de Verónica, siempre la he admirado y si ella me dice ven... ¡lo dejo todo! ¡Ja, ja!

  1. Eres un caso único dentro del espectáculo español: ídolo de niños y adolescentes, presentadora del programa más importante de la televisión española (1, 2, 3 responda otra vez), has trabajado con Almodóvar (Tacones lejanos) y has ganado un Oscar (Belle Epoque). ¿Llega a pesar todo este bagaje para conseguir algún trabajo interesante hoy en día o no piensas en estos puntos que sólo tienes tú en este país?
Me siento tan, tan afortunada por toda mi trayectoria, valoro tantísimo mi suerte. Que muchos de los mas grandes hayan confiado en mí… y sigan haciéndolo… El amor, la gratitud y la humildad es lo que te hace ir ligero de ese equipaje, por muchos éxitos que acumules…

  1. No sabía el pedazo de homenaje que te hizo el grupo musical La la love you con la canción Miriam Díaz Aroca. ¿Qué sentiste al recibir esta propuesta? ¿Qué tal fue el rodaje del divertidísimo vídeoclip?

¡Me entregué sin dudarlo a su ofrecimiento! ¡Qué honor!  El rodaje, como ellos, delicioso. ¡Gracias pandilla de La la love you!

  1. ¿Has aparcado por completo tu labor de presentadora o o volverás a trabajar como presentadora? Para el trabajo nunca hay aparcamientos.
El oficio siempre está vivo y expectante de ricas y buenas oportunidades. Sea el medio que sea. Cine, teatro, televisión...

  1. En Estados Unidos estarías en ese díficil momento en que una actriz recibe menos papeles, en que una mujer se hace invisible, etc. ¿Lo has sentido algún momento en España? ¿Te faltan o te sobran propuestas en los últimos años?
La invisibilidad es independiente de la edad que tengas y el sexo. Viene y ya está. Las modas son injustas, pero pasan. Confianza y fuerza para seguir.

  1. Explicas muy bien en tu web tus proyectos solidarios, de los que dejo aquí constancia, para que lleguen todavía a más público: Fundación Luis Guanella, Neufibromatosis, Salvamento ayuda rescate español. Tal vez quieres comentar algo sobre esta labor tuya...
Es una parcela muy importante de mi vida. Solamente decir, que el ayudar a los demás es la verdadera grandeza del ser. Da igual cómo lo hagas, pero hazlo. Menos palabras y más hechos. Tener esa conciencia ya es valioso.

  1. Lo último que hemos visto de ti es como saltadora en el programa Splash de Antena 3. ¿Cómo has afrontado este trabajo?

¡Con el entusiasmo de una principiante! Disfrutando en la entrega y asumiendo retos inimaginables. Participando en dos de mis pasiones, la televisión cono show constructivo y el deporte. Me llevo grandes tesoros de esta experiencia.

  1. Siempre que leo entrevistas de actores o personas relacionadas con el mundo del espectáculo me quedo con ganas de saber qué pruebas de cásting no superaste, o que trabajos no pudiste hacer por incompatibilidad con otros, algo que rechazaras, etc. Aprovecha para desvelarnos algo...
Para gozo mío, muy poquitos cástings he tenido que hacer. Siempre fui elegida directamente, de manera espontánea, ¡sobre todo al principio de no ser conocida! Increíble, porque después, con la popularidad y ya teniendo cierto nombre, ¡es cuando hice unos cuantos castings! ¡Yo, feliz! Pero sorprendida. ¡Y seguiré haciéndolos si es menester!

  1. Si se ha quedado algo en el tintero, ¡dispara! (proyectos actuales, planes de futuro, etc.)

Pero si has agotado todas las municiones ¡Vive Dios! Decirte que comienzo gira de teatro con Belinda Washington, con una comedia hecha a medida de Juan Luis Iborra y Sonia Gómez. Dirigida por el mismo Iborra, que se llama ¡Ni para ti ni para mí! Estaremos en Madrid del 10 de julio al 4 de agosto en el Teatro Caser calderon. ¡Oooléeee!  

Gracias por esta estupenda entrevista y tu interés. ¡Feliz vida! Un beso grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada