miércoles, 9 de noviembre de 2016

Compuesta y sin novio (Antena 3, 1994)



La serie Compuesta y sin novio fue la primera serie protagonizada por Lina Morgan, después de sus temporadas de éxito en el teatro con obras como Vaya par de gemelas (representada entre 1981 y 1983), Sí al amor (1984-1987) El último tranvía (1987-1991), Celeste no es un color (1991-1993). Era mucha la expectación, pues, como es bien sabido, la emisión de las obras de teatro de Lina Morgan por Televisión Española tenía siempre grandes audiencias.

Lo cierto es que la serie no fue un fracaso, ni mucho menos, si bien no tuvo toda la repercusión que se esperaba (ni mucho recuerdo hoy en día). Por ejemplo, es menos mencionada que el gran éxito televisivo de Lina Morgan en forma de serie: Hostal Royal Manzanares (1996-1998; serie de la que ya hablamos aquí). Sí que es cierto que los últimos proyectos de televisión en torno a Lina Morgan fueron su canto del cisne y menos exitosos: Una de dos (1998-1999), Academia de baile Gloria (2001) o ¿Se puede? (2004). Puede decirse que Compuesta y sin novio se desinfló: había ganas de ver a Lina Morgan vestida de novia -así empezaba la serie, que fue reclamo de revistas del corazón-, pero poco después la serie fue perdiendo espectadores. Como puede verse en Wikipedia, de los siete millones iniciales, la serie se mantuvo en los cinco millones de espectadores fieles, que podrían ser de clases bajas/medias, entorno rural y edad avanzada, público al que parecía que se dirigía la serie. 

 
 

El protagonismo de Lina Morgen en una serie de televisión privada fue un gol de Antena 3 a Televisión Española, que se llevó también a un director asociado a la televisión pública, Pedro Masó, recordado por series como Anillos de oro (otra serie que ya fue aquí tratada), Segunda enseñanza o Brigada central. En el Así se hizo Compuesta y sin novio, emitido antes de la serie, y no al acabar sus emisiones, se explica que Lina Morgan no las tenía todas consigo para aceptar este papel: la cuarta versión del guión fue la que hizo que se decidiera a dar el paso de embarcarse en una serie de televisión de 13 capítulos. El programa especial Así se hizo Compuesta y sin novio ofrece también algunos datos que no se han vuelto a repetir, apenas, en series de televisión desde entonces: participación de 200 actores, 2.500 extras y más de 250 localizaciones. Fue una serie lujosa, que se rodó en Benavente (Zamora), Madrid, Marbella (Málaga), Mallorca, Benidorm y Villajoyosa (Alicante), Isla de la Toja (Pontevedra). Fuera de España, aprovechando la trama centrada en un crucero turístico: Estados Unidos (Miami), Puerto Rico, etc. Tal vez parte de ese lujo se debió al patrocinio de la serie: ya que se desarrollaba en parte en una fábrica de chocolates, Chocolates Valor aprovechó para patrocinar la serie.


El desarrollo de la serie lo da el título: Lina Morgan, en el papel de Valentina Castillo Pérez se queda compuesta y son novio en el altar, al no poder casarse con el personaje interpretado por José Coronado (Avelino Ventosa), que le ha sido infiel. La trama recorre la nueva vida de Valentina, una vez que abandona su ciudad, Benavente, y pasa por los diferentes lugares mencionados anteriormente. Como espectador es difícil de creer todos los estados por los que pasa el personaje de Lina Morgan en 13 capítulos, que de unos inicios como-más o menos- el personaje de paleta al que el público está habituado, llega a perder ese carácter, haciéndose más urbanita y con un progreso en su clase social. También hay problemas de credibilidad, por ejemplo, entre los personajes de la abuela y la madre de Valentina: la abuela está interpretada por Tote García Ortega, y la madre por Queta Claver. Las tres ya fallecieron y las tres tenían una fecha de nacimiento cercana: García Ortega, 1915; Claver, 1929; Morgan, 1936. Es decir, estos personajes fueron madres, en el caso de Tote García Ortega con 14 años y Queta Claver, por su parte, con 7. Es una de las pocas series de los años 90, tal vez, que no tenía en su reparto niños o adolescentes y sí destaca por intérpretes cercanos a la tercera edad: actores de toda la vida que en algunos casos tuvieron sus últimos papeles relevantes en una serie de televisión.

 
 
 
La música de la serie es otra de las sintonías de Antón García Abril que creó para la televisión (tema del que ya hablamos aquí), tal vez menos pegadiza o recordada que las de Anillos de oro, Segunda enseñanza o Brigada central: todas las series televisivas de Pedro Masó tuvieron sintonías de este compositor. La ambientación musical de la serie es ecléctica y buscaba agradar al público más adulto (Dalida, por ejemplo) o más joven (Chimo Bayo o Amistades Peligrosas, por ejemplo).

Estos eran los personajes de Compuesta y sin novio.

Valentina Castillo (Lina Morgan) es una enfermera que vive en compañía de su madre, la también enfermera Prudencia (Queta Claver), y su abuela, la cascarrabias -pero con buen fondo- Herminia (Tote García Ortega, pareja artística de Lina Morgan en la década de los 90, pues participó en Hostal Royal Manzanares, así como con la película Hermana, ¿pero qué has hecho?).

Su novio, Avelino Ventosa (José Coronado) es el hijo del dueño de Chocolates Ventosa e Hijos León (Rafael Alonso, que repetiría en Hostal Royal Manzanares, como padre del personaje de Lina Morgan). La madre de Avelino era Felisa (Encarna Paso); Avelilino tenía dos hermanas en la serie: Rosi (Alejandra Torray) y Amelia (Silvia Espigado).

Los personajes de Benavente, ciudad donde vivían Valentina y Avelino, eran numerosos. Por ejemplo, trabajaban en la fábrica de chocolates Benavides (Juanjo Menéndez) o Aquiles (Luis Perezagua). El mejor amigo de Avelino era el fiestero Juanjo (Luis Merlo), siendo el padre de éste interpretado por Paco Casares; otros miembros de la pandilla de Avelino eran Lucy (Esperanza Campuzano) o el personaje interpretado por César Heinrich. Un personaje clave en la trama era Manuela (Esther del Prado), que se queda embarazada de Avelino, si bien es mentira: en verdad el hijo es de Juanjo; su padre era Mariano (José Manuel Cervino). Otros personajes de la vida social de Benavente eran el sacerdote Padre Benito (Francisco Merino), la dueña de la tienda de ropa Marisa (Paca Gabaldón), la trabajadora del banco Matilde (Paloma Hurtado), las beatas y cotillas Remedios (Pilar Bardem) y Esmeralda (María Elena Flores) o el camarero de la discoteca Toño (Manolo Royo).
 
Así fueron los trece capítulos de Compuesta y sin novio:

1.      La boda
Valentina se queda compuesta y sin novio en el altar: su novio Avelino ha dejado embarazada a una joven de Benavente, Manuela.

 
 
 
2.      Luna de miel
Valentina decide viajar sola a la luna de miel: Mallorca, con la ayuda del trabajador de una agencia de viajes (Luis Varela). Mientras, en Benavente se sabe que Avelino no ha dejado embarazada a Manuela, sino que el hijo es de su amigo Juanjo. Aparecieron en este episodio dos nombres asociados al cine de Pedro Masó, como protagonistas de la saga de La gran familia: Alberto Closas y José Luis López Vázquez, como camareros del hotel.

3.      Encuentro en Madrid
Aparece en la serie una nueva amiga para Valentina, la agente de viajes Cati (Amparo Larrañaga). Valentina sigue su viaje, esta vez a Madrid, donde coincide con el avión -y en su hotel- con un casanova (Javier Escrivá). Aparece como cantante en este episodio Antonio Carbonell, representante por España en Eurovisión en el año 1996.

 
 
4.      Y ahora qué
Valentina decide quedarse en Madrid, y pasa a vivir a casa de su amiga Cati. Hizo un cameo en este capítulo el polifacético Ramoncín. Debutó en la interpretación en este capítulo el actor Tristán Ulloa, en un papel que no ha quedado recogido en su ficha de IMDb.
 
5.      Mañana será otro día
Cati tiene que hacer frente a un admirador algo alocado (Joaquín Kremel, futura pareja sentimental de Lina Morgan en Hostal Royal Manzanares). Aparece en la serie la ricachona doña Julia (Analía Gadé), que se hará inseparable de Valentina, a la que acompañará en sus viajes. Valentina intenta encontrar trabajo en Madrid, mientras Cati tiene una cita con el personaje interpretado por Paco Valladares. Como trabajadoras de la agencia de viaje aparecen dos actrices cuya labor en esta serie falta de sus fichas de IMDb: Lucina Gil y Adriana Davidova.
 
6.      El crucero
Valentina sale de crucero con doña Julia, mientras que en Benavente se aclara la mentira de que Avelino no fue el que dejó embarazada a Manuela.

7.      Escala en Puerto Rico
Valentina y doña Julia hacen escala en Puerto Rico, donde también están el hijo de doña Julia (Enrique San Francisco) y su novia (Coraima Torres, de moda entonces en España por haber protagonizado la telenovela Kassandra). Mientras, la familia de Valentina, que no sabe nada de ella, la busca en televisión, en un programa parecido a Quién sabe dónde, presentado por el personaje interpretado por Manuel Gallardo.
 
8.      El regreso
Valentina vuelve a Benavente, tranquilizando a su familia. Mientras, se produce la boda entre la embarazada Manuela y el padre del hijo que espera, Juanjo.

 
9.      La recomendación
Valentina sigue buscando trabajo, acabando en una agencia de inspección turística, puesto al que se presentan personajes encarnados por modelos como Raquel Revuelta, Mar Flores, Paloma Lago o Raquel Meroño: debut como actrices en una serie de todas ellas; en el caso de Raquel Meroño, sin haber quedado recogido en IMDb. Valentina utiliza los contactos de Cati, por eso es recomendada por el personaje de Manuel Tejada al jefe interpretado por Josep Maria Pou.

 
10.   La inspección
Valentina empieza a trabajar como inspectora de turismo en la isla de la Toja (Pontevedra), donde va como turista doña Julia, a la cual sorprende. Al hotel llegan más clientes: el admirador loco de Cati, que retiene a la abuela de Valentina, o bien el hijo de doña Julia y su novia, que quieren dinero de su madre. Aparecieron en este episodio como trabajadores del hotel los actores Pedro Civera y Emiliano Redondo.
 
11.   Rosas rojas
Valentina recibe varios ramos de rosas rojas, sin saber quién se los envía. En verdad es un plan de doña Julia, que quiere que Valentina se case con su hijo, y así pueda heredar su fortuna, como su mejor amiga.

12.   El bautizo
En Benavente nace el hijo de Manuela y Juanjo, del cual son padrinos Valentina y Avelino. Este pide ver a su antigua novia, la cual le dejó plantado en el altar. Pero Valentina no quiere saber de él.

13.   Piénsalo bien, Valentina
Varios hombres declaran su amor a Valentina en este episodio. Por ejemplo, en FITUR conoce a un agente de turismo interpretado por Tito Valverde, del cual Valentina también queda prendada. En Marbella, a donde Valentina acude a la inspección de su edificio, conoce al personaje interpretado por José Sacristán, que se enamora de ella. Por si esto fuera poco, su jefe, encarnado por Agustín González, le propone que empiecen una vida en común. En este capítulo se produce una doble boda: doña Julia con un turista americano al que había conocido en el crucero de capítulos anteriores (Craig Hill), así como la de su hijo con su novia. Cati, por su parte, acepta empezar una relación con el loco acosador que ha sufrido durante meses anteriores. Por último, Avelino declara de nuevo su amor a Valentina, si bien ella parece no querer seguir adelante...

 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada