viernes, 28 de junio de 2019

La vida de Sonia Martínez contada por ella misma. Tercera parte.


No puedo decir que no haya tenido suerte en la vida, sino que yo misma la he tirado por la ventana. Así empezaba la biografía que la presentadora y actriz Sonia Martínez ofreció a en la revista Pronto en cinco números en la primavera del año 1991, y que fue reclamo de portada en sus tres primeros capítulos.

Vimos en las dos entradas anteriores la vida personal y profesional de esta presentadora de televisión y actriz de cine y televisión, que fue un juguete roto, al entrar las drogas en su vida, contrayendo la enfermedad del SIDA, llegando a ejercer la prostitución o vivir en la indigencia. Los últimos años de Sonia Martínez fueron los de una decadencia que fue aprovechada por los medios de comunicación sensacionalistas y la propia Sonia se prestó a ello, pues su situación económica era nefasta y necesitaba dinero para comprar drogas. No sabemos a ciencia cierta si esta autobiografía de la revista Pronto es completamente verdadera o bien tiene partes de ficción, debidas a la propia Sonia o bien a Maruya Navarro, la persona que se encargó de transcribirlas. Dejamos al lector que tome la opción que crea conveniente. Todas las frases que aparezcan en cursiva corresponden a fragmentos de dichos reportajes.

La biografía, de cinco capítulos, empezó con el reclamo de los escándalos amorosos de Sonia Martínez.







Su biografía en Pronto se inicia de esta manera: Me veo ahora las fotografías de antes y no puedo reconocerme. ¿Qué me ha pasado? No puedo decir que no haya tenido suerte en la vida, sino que yo misma la he tirado por la ventana. En ella da repaso a su relación con las drogas, explicando que Me metía cocaína por la nariz casi todos los días y que empezó de la manera más tonta: al hacer mucho ejercicio físico en un gimnasio en el que trabajaba (función que consiguió gracias a Cayetano Martínez de Irujo, que anteriormente había sido novio mío, del que habló en otro apartado de su biografía), para despejarse decidió tomar rayas de cocaína.

Ironías de la vida, Sonia Martínez explicó que había tenido anteriormente un novio, Coque, con el que estuvo seis meses, y al que había dejado por ser toxicómano (Me producía insatisfacción sexual y me daba miedo acabar como él, siempre pensando en la droga...). Comentó que sus inicios en la droga se debió a que me sentía muy sola, tenía dinero porque mi padre me había dejado una cuenta fija en un banco y me podía comprar los dos gramos diarios de cocaína que necesitaba. Esta cantidad es enorme, pero yo estaba enganchada.

Habló de una pareja que tuvo en Burgos, Fede Castaños, jugador de fútbol, como aquí se explica. De él se quedó embarazada y se trasladó a Burgos a vivir en un hotel cercano a su casa, no siendo aceptada la relación por los padres de él. Explicó que en esa etapa estaba limpia de las drogas, pero sufrió una depresión y un ataque de apendicitis, perdiendo el bebé que esperaba y siendo abandonada por su pareja Fede.




Explicó que este futbolista y su exmarido José Manuel Padilla Bravo Lolo habían sido los hombres que más había querido en su vida, si bien, tontear he tonteado con muchos, pero querer, de verdad, a muy pocos. Siguió comentando que desde los trece años había ido con chicos, perdiendo su virginidad a los dieciocho años, siendo esa primera experiencia para mí traumatizante y dolorosa. Su primer novio fue Eduardo, que un día me cogió de la mano y, a su contacto, yo salí corriendo despavorida.

Su relación con la prostitución fue otro de los temas que trató, de esta manera: Confieso que me he ido a la cama con algún hombre para conseguir dinero, aunque esto lo hice antes de enamorarme de Lolo, mi marido. De todos modos, esos hombres que han estado conmigo por dinero, seguramente me lo habrían dado igual, pero a mí tampoco me desagradaban ni física ni psicológicamente, así que el intercambio no era tan odioso.

Tras su ruptura con futbolista Fede se marchó a Torrevieja (Alicante), para intentar alejarse de la droga, quedando enamorada de ella un constructor llamado Miguel, que tenía intención de casarse con ella. Sonia, sin embargo, se fue a Oviedo a ver a un amigo suyo y no volvió a saber de este pretendiente, del que no llegó a estar enamorada.

En este capítulo de su biografía, se afirma que Sonia Martínez y el futbolista argentino Diego Armando Maradona compartieron una noche de sexo y cocaína: Fui a su hotel esperando pasar una noche divertida y, en efecto, me divertí con su cháchara, pero en el amor... he de decir que no es oro todo lo que reluce.


Otro futbolista que menciona en este capítulo de su biografía es Emilio Butragueño, que entonces era novio de la que después fue su mujer, Sonia González. De él dice que me llevé una agradable sorpresa. Además de muy cariñoso [...] está muy bien proporcionado. Fue una conquista casi absurda, ya que [...] me dijo que era muy religioso y también muy fiel y que, por tanto, aunque yo le gustaba mucho, era mejor que lo nuestro quedara en una amistad. Le contesté que me parecía bien, pero que si en algún momento se arrepentía, podía marcar mi número de teléfono. Lo hizo, desde luego, esa misma noche. Era justo la época antes de los Mundiales de México.


Un último futbolista cierra este episodio de su biografía, Juan Gómez González Juanito, con el que estuve saliendo un año, pero obviamente los dos sabíamos que era una relación sin futuro. Él estaba casado y, aunque me quería muchísimo, nunca iba a concretar nada comigo.


Seguiremos en futuras entradas con otros capítulos de la biografía de Sonia Martínez.


1 comentario:

  1. Hola, te agradezco enormemente tu dedicación a la figura de Sonia Martínez Mecha, una grande de la TV , una gran mujer , mucha gente hoy aún la recuerda y se merece todos los homenajes y más..me alegra saber que hay más gente que dedica tiempo a investigar su vida y ponerla de una forma respetuosa al servicio de los demás. Hace poco vi un vídeo en Youtube de un chico que le dedicaba unas palabras y hablaba de su vida... Decía que Sonia Martínez fue como un rayo de luz y un cometa que paso por la Tierra.. una estrella fugaz maravillosa, ..
    Gracias por mantener viva su memoria . Dabadabada , el rollo de septiembre, en la naturaleza, algunos de sus trabajos .. Mi más sincera admiracion para esta gran mujer Sonia Martínez

    ResponderEliminar