lunes, 28 de abril de 2014

Retorno a Edén (Televisión Española, 1985)



Sí, la serie esa de los cocodrilos. Esa que fue la causante de muchas pesadillas y traumas de niños (y adolescentes y adultos). Esa en la que la pobre niña rica era lanzada a los cocodrilos por su infiel marido -observando la escena la mejor amiga de ella y, a la vez, amante de él-. Esa en la que la protagonista queda desfigurada y vuelve sedienta de venganza. 
 
 
 
 
 
Es decir, en cuanto a serie se refiere, un punto intermedio entre la clásica El Conde de Montecristo con Pepe Martín (Televisión Española, 1970) y la contemporánea Revenge. Pero Retorno a Edén el encanto del kitsch y exageración ochenteros, como respuesta australiana -país donde se rodó la serie- a Dallas, Falcon Crest o Dinastía.



Pocas han sido las series australianas que verdaderamente tuvieron éxito en España, tal vez esta, junto con otra que se emitió a rebufo de Retorno a Edén, La últimafrontera con Linda Evans -cuyos guiones eran del mismo autor que de la serie de la que hoy tratamos, Michael Laurence-. O bien, ya para el público adolescente, la del instituto de los suburbios de Sidney Los Rompecorazones, de la que ya hablamos aquí.
 
La serie trataba de la venganza de Stephanie Harper (Rebecca Gilling), pobre niña rica y pánfila en su boda con el tenista Greg Marsden (James Reyne), que cegada por amor no se da cuenta de que este le es infiel con su mejor amiga Jill Stewart (Wendy Hughes). En su luna de miel Greg logra que su amante Jill les acompañe y en medio de una excursión rodeados de elefantes, decide tirarla al agua. El agua se tiñe de rojo, ya que Stephanie es atacada por un cocodrilo, y Greg decide no matar a Stephanie de un tiro, pues cree que el cocodrilo ha acabado con su vida. 

 
 
Lo que no saben ni Greg ni Jill es que Stephanie sigue viva. Recogida por un extraño ermitaño marino, o como se llamen personajes como estos, decide cuidar de ella y le regala un ópalo con el que Stephanie puede empezar una nueva vida, una vez vendida la piedra Es operada en una clínica lujosa situada en algún lugar recóndito de Australia, donde el doctor Dan Marshall (James Smillie) opera su cara, y Stephanie decide crear una nueva identidad, como Tara Welles (como en El viento se llevó, se menciona en la serie).

Gracias a su nuevo aspecto físico logra entrar en una agencia de modelos (impagables las escenas de sesiones de fotos ochenteras que abren el segundo capítulo), donde consigue ser una de los modelos más destacadas y que Greg vuelva a caer en sus brazos, desconociendo este su antigua identidad. El espectador espera mucho de la venganza de Stephanie que, una vez de vuelta a Edén -su idílica y aisladísima casa de campo, les dice a Greg y Jill su verdad. Finalmente no vuelven a aparecer cocodrilos, sino que Greg, intentando escapar de Edén tiene un accidente con una avioneta. Jill, la perdedora de la historia, es detenida al final de la serie.

 
Se destacó de la serie lo lujosa que fue: escenas reales con cocodrilos -cómo dar caza e inmovilizar a un reptil-, escenas con avionetas, fiestas y casas lujosas, etc. Tiene también un cierto aire nacionalista para dejar claro que la serie está rodada en Austria: mapas o siluetas de Australia por doquier, escenas frente a la ópera de Sidney, etc. para esta serie rodada en los siguientes lugares: Hotel Palisade (Sidney), Darling Downs, The Barrier Reef y Arnhem Land; el Edén de la serie, es decir, la propiedad lujosa, se llama Jimboury se encuentra en Queensland.


En el qué fue de los actores de Retorno a Edén...


Rebecca Galling, en el doble papel de Stephanie Harper y Tara Welles, siguió actuando en cine y televisión estando también involucrada en la ONG Planet Park. Desde 1993, según IMBD, no ha vuelto a ponerse delante de una cámara.


James Reyne, el pérfido tenista Greg Marsden, figura en Wikipedia como músico de rock de la banda icónica del rock australiano de los ochenta Australian Crawl. Su carrera de actor es, pues, más bien anecdótica.

 

En caso de Wendy Hughes (Jill Stewart en la serie), que aparece en los títulos de crédito junto al nombre de su personaje, señal de que era la más conocida entonces del reparto, falleció hace unas semana (8 de marzo de 2014). Como se menciona en Wikipedia, fue una de las actrices más versátiles y reconocidas del panorama artístico australiano.



James Smillie, como el doctor Dan Marshall, es una actor escocés con etapas de trabajo en Australia y en Reino Unido, siendo su papel más conocido el de Retorno a Edén

La serie, de 6 episodios de una hora de duración (en el DVD editado en España, 3 de hora y media) se emitió en la noche de los jueves de TVE1 del 3 de octubre al 7 de noviembre de1985. Volvió a emitirse hace unos años, en 2005, en el canal Cosmopolitan TV.

 
 
Causó conmoción su emisión, que fue considerado como el serial de seriales, si bien se le criticó a esta serie su carácter exagerado. En su año, 1985, fue uno de los telefilmes -como entonces se llamaba a productos como estos, una miniserie- de mayor aceptación, junto a Falcon Crest, Toda una mujer, El pájaro espino o Mike Hammer.

La segunda parte de la serie, como serie de 22 episodios, comenzó a emitirse en las sobremesas de TVE1 del 13 de marzo al 13 de abril de 1987 sustituyendo en emisión a Hotel. En esta segunda parte, situada temporalmente siete años después, Stephanie Harper se ha convertido en la mujer más rica de Australia y se enfrenta a la salida de la cárcel de Jill Stewart, que resulta ser su hermana... Solo Rebecca Gilling (Stephanie Harper) y James Smillie (doctor Dan Marshall) repitieron en sus papeles.

 
 
Esta segunda parte fue la perduró en el recuerdo como muestran las emisiones por parte de Telecinco en los sábados de la primavera y verano de 1993 y en el verano de 1995
 
Pero esa es otra historia, que no está editada en DVD en España, como si lo está la primera parte, en idiomas español (e inglés), sin ningún tipo de extras.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada