miércoles, 15 de junio de 2016

Ell@s fueron también chic@s Almodóvar. Laberinto de pasiones.



Vimos en la entrada anterior algunos actores poco recordados de la película debut de Pedro Almodóvar: Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón. Seguimos tratando de otros actores que han trabajado en alguna ocasión con el director manchego, ya sea en un papel relevante o bien un aparición casi testimonial, pero que no son los intérpretes que se suelen mencionar a la hora de hablar de chic@s Almodóvar. En esta ocasión, los de Laberinto de pasiones. 

Laberinto de pasiones (1982). Aquí está disponible el tráiler.

 
Marta Fernández Muro (Queti)

La ingenua Queti de Laberinto de pasiones, fan fatal de Sexilia (Cecilia Roth) y que trabajaba en una tintorería regentada por su padre (Luis Ciges) -del que sufre delirios sexuales-, fue interpretada por Marta Fernández Muro.

 
 
Esta intérprete pasó en forma de entrevista por este blog, comentando lo siguiente de este papel: “Haber trabajado con Iván Zulueta en Arrebato ha sido para mí un gran orgullo. Y también con Pedro. Sí, tienes razón, después de tantos años todo el mundo me sigue recordando por eso”.

Marta Fernández Muro repitió en otra película de Almodóvar, La ley del deseo (1987), en la que aparece brevemente en la fiesta del estreno de la película del director Pablo Quintero (Eusebio Poncela). En esa misma entrevista desveló lo siguiente: “Te cuento algo que muy poca gente sabe. Tuve la inconsciencia de decirle que NO a Almodóvar en una ocasión que no cito, porque estaba haciendo mi primera función de teatro con mucho éxito de público y crítica. Pensé que como Pedro y yo nos conocíamos desde el principio de nuestras carreras, me volvería a llamar pero... no sucedió. Hay que decir que mi representante de ese momento no me pudo asesorar peor”. En dicha entrevista repasamos su carrera de actriz.



Helga Liné (emperatriz Toraya). Aquí está disponible una de sus escenas en la película.

 
 

La emperatriz Toraya, de Laberinto de pasiones, exesposa del emperador de Tirán (una especie de imitación/homenaje de la real Soraya de Irán, la princesa de los ojos tristes) es uno de los papeles más recordados de la actriz Helga Liné. Como aquí se explica, una de las propuestas que barajaba Almodóvar para este papel era contar con Lola Flores. Helga Liné pudo repetir en otra ocasión con el director manchego, en la Ley del deseo era la madre andaluza del personaje de Antonio Banderas. 


Como explicó el propio Almodóvar en alguna ocasión, una actriz con una carrera tan variada como Helga Liné le interesaba, pues consideraba que sería fácil trabajar con ella, por el humor con el que se tomaba los diversos géneros con los que contaba hasta entonces su carrera: spaghetti western, péplum, terror, destape, comedias, etc. Helga Liné Stern nació en Alemania, y afincada tras la Segunda Guerra Mundial en Portugal, empezó su carrera como contorsionista y bailarina de circo, siguiendo después como vedette y actriz en Portugal, Brasil, Italia y España. Uno de sus papeles más recordados fue en la serie Verano azul, como Luisa, madre del personaje de Javi (Juanjo Artero). A inicios del siglo XXI se asentó en Buenos Aires, siendo menos activa delante de las cámaras en España, constando su último papel en 2006 (según IMDb), en la serie Vientos de agua

 
 
 
 
 
 
  
Fernando Vivanco (doctor)

 
 
 
Fernando Vivanco representaba en Laberinto de pasiones al doctor de la Peña, bioginecólogo y padre de Sexilia (Cecilia Roth). Poco recuerdo ha dejado en la red este actor, fallecido en 2012, como aquí se explica. Fernando Vivanco Sánchez nació en El Ferrol (La Coruña). Como aquí recogió David Trueba, mencionando la emisión de una de sus películas en televisión, murió en “el más español de los silencios”, refiriéndose al silencio que supone el fallecimiento de muchos actores secundarios y de reparto, que no aparecen en los medios de comunicación.

De las pocas menciones a su carrera disponibles en la red, se recuerdan sus papeles de malo en películas como La mano negra o Soldados de plomo, así como sus vivancadas, pues al parecer, le gustaban introducir morcillas o frases no incluidas en el guión en sus actuaciones. Su carrera delante de las cámaras incluyó (según IMDb) 43 papeles.

 
 
Ofelia Angélica (Susana)


Ofelia Angélica era en Laberinto de pasiones Susana Díaz, la psicológica argentina que trataba a Sexilia (Cecilia Roth) y que tenía interés en acostarse con su padre, el doctor de la Peña (Fernando Vivanco).

El papel más recordado de esta intérprete argentina fue el de la madre de Piraña (Miguel Ángel Valero) en Verano azul. Secundaria en cine en los años 80 e inicios de los años 90, ha trabajado a las órdenes de directores como Jaime de Armiñán, José Luis García Sánchez, Josefina Molina, Carlos Saura, Fernando Colomo, etc. Ofelia Angélica Gauna tuvo algunos papeles también de reparto en series de televisión a partir de mediados de los años 90, como Médico de familia, Tío Willy, Manos a la obra u Hospital central, que consta como último trabajo delante de las cámaras en 2007. En la actualidad, se dedica a las labores de docencia de la interpretación, constando también en su currículum la autoría y de dirección de obras de teatro.






Ángel Alcázar (Eusebio).

En Laberinto de pasiones el personaje de Imanol Arias sustituye al cantante accidentado del grupo Ellos, Eusebio, que se cae por una escalera. Este personaje fue interpretado por Ángel Alcázar, que repitió con Almodóvar en el cortometraje televisivo Tráiler para amantes de lo prohibido (1985), como pintor de carteles de cine. 

 
Nacido en Nava del Rey (Valladolid) y fallecido en Madrid en el año 2013 con 57 años, Ángel Pérez Alcázar es recordado sobre todo por un papel, el Pijoaparte Manolo de la película Últimas tardes con Teresa. Fue uno de sus 60 papeles ante las cámaras, con una carrera estable como secundario de cine y televisión en los años 80 y 90 (con pocos protagonistas, salvo la película Chocolate), así como inicios del siglo XXI, cerrándose -según IMDb- con varios episodios de Cuéntame en el año 2009. Aquí está disponible su antiguo videobook.

 
 
 
 
Dejamos mención aquí a los otros miembros del grupo musical Ellos de Laberinto de pasiones, pues el único actor profesional era Ángel Alcázar, el resto eran los miembros de Radio Futura Javier Furia (o Javier Pérez Grueso) -amante del personaje de Imanol Arias en la película, que también aparecía como cantante en Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón- y Santiago Auserón, o bien el cantante de Derribos Arias, Poch (Ignacio Gasca). Este último repitió con Almodóvar en el cortometraje televisivo Tráiler para amantes de lo prohibido, como marido del personaje de Josele Román. En las escenas del grupo Ellos aparecía también el personaje del mánager del grupo, interpretado por el periodista musical Paco Pérez Bryan. Aquí puede verse una de las escenas del grupo Ellos en la película.

 

Concha Grégori (Angustias)

El personaje de Angustias era el de una las componentes del grupo musical liderado por Sexilia (Cecila Roth). La otra componente del grupo era Nana (Ana Trigo), de las que no constan otros papeles como actriz. 

 
 
 
 
 
Concha Grégori fue una de las chicas Almodóvar recurrentes en las primeras películas, habiendo aparecido ya Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón como Charito (vecina de Luci -Carmen Maura-). Después lo hizo también en Entre tinieblas (Sofía). Su carrera empezó con abundantes cortometrajes a finales de los 60 y parte de los años 70, participando después en comedias madrileñas como Tigres de papel, De fresa, limón y menta o ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste? A mediados de los años 80 tuvo sus últimos papeles, en la serie Página de sucesos o la película Manuel y Clemente. Si la identificación de IMDb no es incorrecta, volvió a ponerse después de las cámaras una década después en la película Lágrimas negras.

 
  
María Elena Flores (Remedios)

En Laberinto de pasiones era la madre de Queti (Marta Fernández Muro) y mujer del dueño de la tintorería (Luis Ciges), que vueve a casa después de un tiempo, tras haber sido amante del personaje encarnado por Charly Bravo. De María Elena Flores hablamos en su momento en el blog al mencionar uno de sus papeles más continuados, en la serie Crónicas de un pueblo.

 
  
Para terminar, un papel muy breve pero que deja recuerdo en el espectador, el de la asistenta cubana Belinda, encarnada por la actriz Marcela Amaya


Más presencia en pantalla tuvo uno de los terroristas de la película (junto a los de Antonio Banderas y el hermano del director, Agustín Almodóvar), Ali, encarnado por José Carlos Quirós



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada