miércoles, 7 de diciembre de 2016

Escuchando, viendo y leyendo a... Karina. Segunda parte.



Presentamos en la entrada anterior la carrera discográfica menos conocida de Karina, Maribel Llaudes, a partir de mediados de los años 70, pasada su época más recordada. En esta entrada repasamos la carrera de Karina como actriz (gracias a IMBd), así como su libro de memorias, aprovechando que esta cantante acaba de cumplir 70 años, pues nació en Jaén el 4 de diciembre de 1946.

 
 
 
 

Viendo
El debut de Karina en televisión fue como cantante, pero también -de alguna manera- como actriz, al interpretar los playbacks del programa Escala en HI-FI (1961-1967), junto a actores que hicieron también de cantantes, siendo los más conocidos Luis Varela, María José Goyanes, María José Alfonso, Concha Cuetos o Emiliano Redondo, entre otros. 

 

Como consecuencia del éxito del programa, se hizo una película, también llamada Escala en HI-FI (Isidoro M. Ferry, 1963), en la que también participó Karina.

 
 
 

Su siguiente película fue en 1967 -según IMDb-: ¿Quiere casarse conmigo? (Enrique Carreras, 1967), coproducción entre Argentina y España, protagonizada por el cantante Palito Ortega.


Uno de sus papeles más conocidos de Karina en el cine fue el de Yoyo en Los chicos del Preu (Pedro Lazaga, 1967), comedia generacional para los jóvenes de finales de la década de los años 60. 

 
 
 
 
 

Protagonizada por una de las chicas de moda de los años 60 en España, Sonia Bruno, su siguiente película fue La chica de los anuncios (Pedro Lazaga, 1967), en el papel de Bea.

 
 
 
 
No actuando como actriz, sino cantando como Karina, pudo vérsela en El último sábado (Pedro Balañá, 1967).


En televisión pudo vérsela en dos curiosos programas dirigidos por Valerio Lazarov. Por ejemplo, El irreal Madrid (1969), interpretando su canción Romeo y Julieta, junto a otros cantantes de la época como Los Bravos, Massiel, Peret, Miguel Ríos, Marisol, Gelu o Joselito, por ejemplo.


En 1970 lo hizo en Osaka Show, grabado en dicha ciudad japonesa, cantando El baúl de los recuerdos o Las flechas del amor. El programa está disponible en este enlace.


Sus últimos trabajos en cine en la década de los años 60 fueron -si la ficha de IMDb es correcta- en la película argentina ¡Viva la vida! (Enrique Carreras, 1969) y en el cortometraje La máquina que hace pop (Joaquín Parejo Díaz, 1969).

Su único papel protagonista en cine fue, precisamente, según IMBd, su última participación en un largometraje: En un mundo nuevo (Fernando García de la Vega y Ramón Torrado, 1972) junto al grupo musical infantil La Pandilla. Se trataba de aprovechar la fama del momento de Karina, con su segundo puesto en el Festival de Eurovisión del año 1971 con la canción En un mundo nuevo, al haber ganado el concurso Pasaporte a Dublín.

 
 
 

Dejamos mención a una curiosa labor de actriz de Karina, que no fue ni para el cine, ni para la televisión ni para el teatro, sino en la fotonovela Amar a Laura (1973), formando pareja protagonista con el cantante Junior, siendo dirigida por Valerio Lazaroz, según los guiones de Alfonso Paso. 

 
 
 
 

De esta web -no figura en IMBd- extraemos su participación en un ejemplo de teatro televisado a finales de los años 70 en Televisión Española: dentro de Teatro breve, la obra El contrabando, junto a José Bódalo, Paco Marsó y Carlos Muñoz.


De la misma web anteriormente citada, uno de los pocos trabajos de Karina en el teatro: el musical satírico político Locos por la democracia, en el año 1981 en el Teatro Alfil de Madrid. Lo hizo junto a actores como Carlos Manuel Díaz (al que conoció en dicha obra y que se convertiría en el padre de su hija Azahara) y Rafael Castejón, así como la cantante Luciana Wolf. 


La última aparición de actriz de Karina ya no fue en cine, sino en televisión, apareciendo en algunos capítulos de la serie de Lina Morgan Hostal Royal Manzanares, en el año 1997. Aquí puede verse su participación en el capítulo 36 (Sombras del pasado), a partir del minuto 53.




Leyendo
Las memorias de Karina fueron publicadas en el año 2014: El baúl de mis recuerdos (Martínez Roca, 2014). Desgraciadamente, sólo incluye sus años de éxito, hasta que se acabó su contrato con la discográfica Hispavox. Sus años siguientes, en su labor como cantante, fueron más bien difíciles, con menos éxito y editando discos en diversas casas discográficas, algunos con muy poca difusión, como vimos en la entrada anterior. Como expresó al presentar sus memorias: "Solo cuento hasta 1978. Cómo sentí yo esos años. Fue un mundo de luz. Quiero que la gente recuerde que no soy ni más grande ni más chica. Simplemente fui una cantante que trabajó mucho y vendió muchos discos".

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario